El PSOE insta al Gobierno Municipal a que exija la atención a los Grandes Dependientes

La portavoz del Grupo Municipal Socialista en materia de Servicios Sociales, Manuela Prieto, ha mostrado su enojo por “las promesas incumplidas en materia de dependencia de la consejería de Familia y la pasividad de sus compañeros de partido en el equipo de gobierno de nuestro Ayuntamiento, que con su actitud están poniendo en una situación complicada la atención a la Dependencia”.

La concejala socialista ha afirmado que “las decisiones adoptadas en los últimos años por parte de la Junta de Castilla y León han provocado que las personas dependientes se encuentren en una nueva situación mucho más difícil para combatir su dependencia. La reducción de plazas públicas concertadas o los recortes en la Ayuda a Domicilio son sólo algunos ejemplos”.

 

Manuela Prieto insiste en que actualmente se están produciendo grandes desigualdades de atención en función del tipo de discapacidad y el grado de dependencia reconocido, “saliendo perjudicados los que más dificultades tienen y más apoyo necesitan, y esto es, inadmisible”.

 

El Grupo Municipal Socialista presentará una propuesta para que desde el Ayuntamiento se inste a la consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades a incrementar las cantidades económicas que perciben los Grandes Dependientes (grado III) para equipararlas con las que perciben los Dependientes Severos (grado II), con el fin de garantizar el acceso a los servicios en condiciones de igualdad para todos los ciudadanos. Los socialistas lo que reclaman con esta propuesta es "que todas las personas puedan acceder a los servicios que necesiten con independencia de su capacidad económica”.

 

Para Manuela Prieto, “es urgente que la Junta cumpla con los acuerdos adoptados en julio de 2012 y que tenga en cuenta la resolución del Procurador del Común para que se aplique a las personas dependientes que son atendidas en el entorno familiar la prestación acordada por el Consejo Territorial del Sistema de Dependencia y no la que estime la propia consejería que, además, está incumpliendo el principio de continuidad de cuidados de la Ley de Servicios Sociales”.

 

La concejala socialista señala que “la reducción de las cuantías explica que Castilla y León cuente con tantas personas dependientes atendidas, pero no dicen cuántas de estas personas perciben una prestación de 32 euros al mes. En la actualidad, hay 22.701 beneficiarios con cuidados en el entorno familiar en la Comunidad. El recorte en el Sistema de Dependencia en la Comunidad, que gestiona la Junta, ronda los 60 millones de euros”.

 

Recuerda, también, que “el hecho de que el número de beneficiarios con cuidados en el entorno familiar haya caído en España y en Castilla y León está relacionada con la moratoria aprobada por el Gobierno de Rajoy, que impide la incorporación de nuevas personas hasta julio de 2015”.