El PSOE exige al alcalde de Ávila una solución inmediata para el convenio urbanístico o su dimisión

El secretario provincial del PSOE, Tomás Blanco, ha exigido este viernes la dimisión del alcalde de Ávila si no encuentra una solución inmediata al convenio urbanístico realizado tras la cesión de los terrenos para el Cylog y que, tras la anulación de la Sexta Modificación del PGOU, supone una deuda municipal que los socialistas han tasado en 18 millones de euros. Blanco asegura que la ciudad quedará "en quiebra técnica" y culpa al regidor de la situación

Tomás Blanco ha asegurado que la ciudad quedará "en quiebra técnica" cuando el Tribunal Supremo rechace el recurso interpuesto por el Ayuntamiento a la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León que anulaba la Sexta Modificación del Plan General de Ordenación Urbana. El socialista ha tasado la deuda en 18 millones de euros "que tendremos que pagar todos los abulenses".

 

Blanco culpa de la situación actual al alcalde de Ávila, Miguel Ángel García Nieto, a quien considera responsable de la manera en que se decidió la compensación para el convenio por el que se cedieron los terrenos para el Cylog y la ampliación de Nissan. El responsable socialista ha asegurado que "había otras fórmulas pero la que eligieron era ilegal, se lo dijimos en su momento y ahora ha tenido que ser el TSJ el que de la razón al PSOE".

 

En este sentido, el secretario provincial del PSOE ha señalado que la decisión del Tribunal Supremo no se conocerá "hasta dentro de al menos cuatro años" y que mientras tanto "todo el mundo sabe que el alcalde se quiere ir y que esta será su última legislatura".

 

De esta manera, Tomás Blanco ha exigido la dimisión del regidor si no encuentra una solución inmediata "para esta misma legislatura, porque en la próxima el alcalde ya no será del PP y el alcalde socialista se encontrará con una situación de quiebra que tendrá que solucionar".

 

Cumplimiento del convenio

El concejal socialista responsable de Urbanismo, Juan Antonio Chamorro, ha puesto de manifiesto, por otro lado, la preocupación del PSOE por la gestión de la Sexta Modificación.

 

Chamorro ha señalado que preguntarán por el tema en la próxima comisión de Urbanismo ya que hasta conocer la decisión del Tribunal Supremo la sentencia del TSJ no es firme y por tanto no obliga a la paralización de las obras.

 

En este sentido, los socialistas han comunicado que pedirán la paralización de la gestión "porque si continua y dentro de cuatro años el Supremo lo tira por tierra la situación sería muy complicada".