El PSOE exige a Defensa medidas contra el acoso sexual en el Ejército tras un caso que ocurrió cuando gobernaba

La comandante Zaida Cantera denunció a un superior por unos hechos que ocurrieron en 2008 y la sentencia se dictó en 2012.

El Grupo Socialista en el Congreso de los Diputados ha anunciado este lunes que pedirá la comparecencia del ministro de Defensa, Pedro Morenés, para que dé explicaciones acerca de qué medidas se están adoptando para prevenir el acoso sexual y laboral en las Fuerzas Armadas a raíz del caso de la comandante Zaida Cantera, que ocurrió en el año 2008, cuando gobernaba el PSOE.


En concreto, el portavoz de Defensa del Grupo Socialista, Diego López Garrido, quiere que explique ante la comisión correspondiente de la Cámara Baja "si ha dado instrucciones para poner en práctica" el nuevo régimen disciplinario de las Fuerzas Armadas, que entró en vigor la semana pasada, en lo relativo al acoso laboral y sexual.

"No se puede mirar para otro lado cuando se contemplan estas conductas en las Fuerzas Armadas. Por eso, es necesario un protocolo de víctimas y de prevención del acoso sexual en las Fuerzas Armadas, que ha exigido el PSOE y que siempre ha rechazado el PP", ha remarcado López Garrido.

El portavoz socialista ha insistido en que su grupo parlamentario ha solicitado varias veces la comparecencia del ministro en relación al caso de la comandante Cantera, "tanto en el momento en que se conoció la sentencia que condena al acosador sexual y al abusador de autoridad de esta mujer como también cuando se conoció la intención de Zaida Cantera de pedir la baja en el Ejército como consecuencia de los problemas que tuvo a raíz de sus denuncias".

Según la sentencia, el acoso sexual al que se vio sometida la comandante ocurrió en el año 2008, cuando gobernaba el PSOE, mientras que la sentencia, que condenó al coronel José Lezcano-Mújica a dos años y diez meses de prisión se dictó en 2012, ya gobernando el PP.

"CONSTANTE OPOSICIÓN DEL PP"

López Garrido ha manifestado que tras conocer la sentencia el Grupo Socialista solicitó, a través de una proposición no de ley, la creación de "un protocolo de víctimas y de prevención del acoso sexual en las Fuerzas Armadas", pero fue rechazada por el Grupo Popular.

"A lo largo de toda esta legislatura hemos pretendido situar el tema de la mujer en las Fuerzas Armadas en el centro de los debates parlamentarios y nos hemos encontrado con la constante oposición del Gobierno a venir a explicarlo y del Grupo Popular a aprobar iniciativas", ha denunciado.

El portavoz socialista ha recordado que el nuevo régimen disciplinario de las Fuerzas Armadas "ha avanzado" en el sentido de que "ya contempla la sanción de las conductas de quienes toleran, no denuncian o son testigos" de conductas como el acoso laboral y sexual.

Además, ha remarcado que en los próximos meses se debatirá en el Congreso el nuevo Código Penal Militar, que ya tipifica el acoso sexual como delito, lo cual ha sido, según ha asegurado, "fruto de las presiones del Grupo Socialista durante toda la legislatura". "Esperemos que se apruebe esa redacción en los próximos meses", ha apuntado.