El PSOE denuncia en Arévalo que la reforma local traerá destrucción de empleo y despoblación

Los senadores del PSOE de Castilla y León han denunciado este lunes en Arévalo las consecuencias “demoledoras” de la reforma local sobre el medio rural, porque contribuirá a su juicio a la destrucción de empleo y a la despoblación

La denuncia la han formulado coincidiendo con la visita que un grupo de senadores socialistas de diversas provincias de la Comunidad Autónoma han realizado al Castillo de Arévalo y a la exposición “Credo”, de Las Edades del Hombre, en la que han estado acompañados por el secretario general del PSOE de Ávila, Tomás Blanco.

 

Según el senador abulense José María Burgos, dicha ley constituye "una sinrazón que va a desmantelar la administración más cercana al ciudadano, a privatizar servicios básicos, y a provocar una desigualdad insalvable entre los ciudadanos que viven en las ciudades y en las áreas rurales”.

 

En este sentido ha vaticinado que “irán al paro las personas que en los pequeños municipios se dedican a la limpieza de las calles, de los consultorios médicos o de los centros educativos o aquellos que hacen funciones propias de un alguacil”.

 

José María Burgos ha defendido una reforma local “que actualice el mundo rural, no esta reforma que quiere imponer el PP, porque supone un ataque en toda regla a la administración local, cuando los ayuntamientos han sido los primeros en hacer los deberes en la actual coyuntura económica”.

 

Por su parte, el senador de Valladolid Emilio Álvarez ha encuadrado la presencia de los parlamentarios en Arévalo en las visitas habituales que realizan por todas las provincias de Castilla y León y ha llamado la atención sobre el hecho de que la reforma local “cuenta hasta con la oposición de los pequeños municipios gobernados por el PP”.

 

Así, Emilio Álvarez ha hecho un llamamiento a los parlamentarios del PP para que, “si realmente defienden los intereses del medio rural, se opongan de una forma contundente a esta reforma”, que según sus estimaciones, “quita competencias al 85 por ciento de los municipios de Castilla y León y Ávila”.

 

Mientras, el senador José Fernández, de Zamora, ha defendido que “hay que poner en valor los recursos del municipio y exigir una política cultural y turística tanto a la Junta de Castilla y León, como a la Diputación y al Ayuntamiento”, con el fin de que “la promoción de Arévalo no quede solo en Credo sino que vaya más allá”.