El PSOE denuncia "despilfarro, problemas de seguridad y convivencia" en las Fiestas de Arévalo

Los socialistas valoran, sin embargo, muy positivamente los actos organizados y protagonizados por los propios ciudadanos.  Proponen al Ayuntamiento que establezca un foro abierto de debate con la suficiente antelación para que sea útil y permita mejorar la organización y celebración de las próximas ferias y fiestas de San Victorino 2014

El partido Socialista de Arévalo ha querido hacer un balance de las ferias y fiestas y ha afirmado que el modelo actual "resulta insostenible en tiempos de crisis y que cada año pierde calidad, agravándose los problemas de seguridad y convivencia social". 

 

A juicio de los miembros de este Partido, la concejala responsable de festejos no ha estado a la altura de las circunstancias y va a hacer bueno al anterior delegado, el ex-concejal Martín Clavo.

 

“Verbenas pueblerinas, un ciclo de teatro de pago bastante casposo, demasiados días con escaso contenido y la supresión de algunos eventos y actividades tradicionales son su marca, por ejemplo: la eliminación de los tradicionales partidos de pelota a mano, un deporte tan español por cierto, la supresión del “Grand prix” para las peñas, porque la concejala lo considera engorroso”, y la más que definitiva eliminación de los tradicionales fuegos artificiales, entre otros”.

 

"Creemos que debe ser relevada por el Sr Alcalde y que se nombre a otro responsable municipal más eficaz para próximas ediciones” añaden desde el PSOE.  Los socialistas, sin embargo, valoran positivamente algunos de los actos celebrados y que siempre han tenido como protagonistas a personas de la localidad y comarca. Se iniciaron oficialmente con un pregón a cargo de Segundo Bragado, poeta de la localidad, en el que se hacía referencia a la importancia histórica y contemporánea del municipio, su patrimonio artístico y medioambiental y al momento actual que vive Arévalo con la celebración de una nueva edición de la muestra Las Edades del Hombre.  

 

Destacan asimismo  la creación de la cofradía de San Victorino Mártir y la recuperación de una tradición perdida, así como la clásica actuación de la Coral arevalense, la entrega de Geñín como telonero del grupo estrella del viernes, que además de arrastrar gente de otras localidades de la comunidad y norte peninsular consiguió amenizar la noche con cierta calidad y finalmente, un concurrido desfile de carrozas y acompañantes que puso punto y final a una larga semana de fiestas. 

 

En todo caso, el Partido Socialista opina que han existido más sombras que luces en unas jornadas sin incidencias de interés, de lo cual se alegran, aunque critican duramente los enormes botellones “que cada año causan mayores estragos en la economía de los hosteleros de la ciudad y que el ayuntamiento deja hacer mirando para otro lado”, señalan.

 

“Estamos viendo estos últimos días como en Ávila, por ejemplo, se alzan voces pidiendo a los responsables del ayuntamiento medidas para mitigar los perversos resultados económicos que conlleva y por eso exigimos al  Alcalde el cumplimiento de la legalidad vigente para evitar que el consumo de alcohol entre mayores y menores sea la única seña de identidad para celebrar los festejos patronales” apuntan.    

 

En este orden de cosas, aseguran los socialistas arevalenses que en sede consistorial han propuesto el poner  freno a los botellones y a la ingente cantidad de residuos que generan, así como a los ruidos nocturnos procedentes de locales sin licencia de actividad y que se hace cada día más necesario abordar la convivencia social en tiempos de fiestas. 

 

Finalmente han querido hacerse eco de numerosos comentarios recogidos entre los ciudadanos y que van en el sentido de que el actual modelo de ferias y fiestas vacía de contenido algunos días, rebaja la calidad de los espectáculos por la falta de presupuesto económico, los colectivos locales sólo participan de manera esporádica y se limita la feria y la fiesta a la franja horaria más nocturna.

 

“Creemos que es un buen momento para que los representantes de los más variados colectivos profesionales y sociales manifiesten su opinión y recogemos la propuesta que se formula en ambientes de la ciudad sobre la necesidad de reducir el número de días y organizar eventos para que la fiesta esté en la calle durante gran parte del día y no exclusivamente por la noche como comentábamos anteriormente”.  

 

Creen que una vez finalizadas las fiestas se puede abrir un tiempo de reflexión para analizar y observar como se organizan en otras localidades cercanas y similares a Arévalo. “Proponemos al Ayuntamiento que establezca un foro abierto de debate con la suficiente antelación para que sea útil y permita mejorar la organización y celebración de las próximas ferias y fiestas de San Victorino 2014” , concluyen.