El PSOE de Valladolid tilda de "farsa" que el PP se escude en el reglamento para no publicar los bienes de sus ediles

El portavoz socialista recuerda que la normativa municipal ya considera pública esta información


VALLADOLID, 12 (EUROPA PRESS)

El portavoz del Grupo Municipal Socialista, Javier Izquierdo, considera la convocatoria de la comisión para el estudio de modificación del Reglamento Municipal una "farsa" tramada por el Partido Popular con el único fin de dilatar la publicación de los bienes de sus concejales.

En su opinión, la redacción actual del Reglamento no impide, de ningún modo, la publicación en la página web municipal de estos datos, que ya considera "públicos", y entiende que siendo públicos no hay método más adecuado de demostrarlo que ponerlos a disposición de los ciudadanos en Internet, tal y como han hecho los concejales de los otros dos grupos políticos en el Ayuntamiento, libre y voluntariamente.

Izquierdo lamenta que el alcalde "monte esta farsa, muy adecuada al tiempo de carnaval que estamos viviendo, para disfrazar de transparencia la actitud opaca y oscurantista de un equipo de Gobierno que hace meses obligó a la oposición a levantarse de la mesa en la que se discutía, precisamente, la redacción de un Reglamento que amparara la transparencia de la actividad municipal en todos sus aspectos, no sólo en lo que respecta a las declaraciones de bienes e intereses de los concejales".

"Resucitar", afirma, "esta comisión que está muerta desde el pasado mes de septiembre es una manera de intentar lavarse la cara y pretender la complicidad de los otros grupos en la 'bufonada de la transparencia', admitiendo ahora, cuando se les ha pasado el arroz, deprisa y corriendo, a regañadientes y porque se ven obligados, una de las reivindicaciones que llevan años rechazando".

En este sentido, Izquierdo, a través de un comunicado, recuerda que el PP se opuso en su día, durante la negociación del Reglamento en esa comisión que hoy utiliza como "coartada", a todo aquello que supusiera un avance en la nitidez de la gestión municipal, así como la publicación de forma periódica de los datos presupuestarios del Ayuntamiento, incluyendo facturas, contratos realizados, estado de ejecución de las inversiones, ayudas y subvenciones, que permitirían al ciudadano conocer en qué se gasta hasta el último céntimo de sus impuestos.

Lo que el PSOE demanda, en definitiva, es que el alcalde "abandone la interpretación torticera" de la normativa municipal y de una vez dé publicidad a su patrimonio actual y el del año 1995, en el que asumió el poder municipal, abundando en las instrucciones remitidas por el presidente de la Junta de Castilla y León a la presidenta de las Cortes Regionales para que facilite "el libre acceso a toda su documentación personal y tributaria existente desde que asumió la condición de procurador".