El PSOE de San Bartolomé de Pinares lamenta que la gestión municipal del PP le cueste dinero a los vecinos

El candidato electo Teótimo Grande responsabiliza a la alcaldesa y a su altanería del coste económico que el pleito derivado de unos festejos taurinos de 2013, tendrán en las arcas municipales.

Teótimo Grande ha calificado de “nefastas” las consecuencias que están teniendo las decisiones del Partido Popular como equipo de gobierno en San Bartolomé de Pinares. “Son muchos los ejemplos de la gestión pésima de muchas cuestiones, entre ellas, los festejos, que ahora tendrán repercusión sobre las arcas municipales”.


Teótimo Grande recuerda que en 2013, el consistorio contrató la realización de unos festejos taurinos en la localidad, por el que debía abonar la cantidad de 26.000 euros. “Una sentencia da ahora la razón a la empresa contratada que ha recurrido el impago de 4.000 euros del total, cuyo adeudo el ayuntamiento había argumentado que se producía por el incumplimiento de la calidad y algunas de las condiciones de dichos festejos”.


“El Ayuntamiento, en definitiva, todos los vecinos de San Bartolomé de Pinares, tenemos que hacer frente ahora al pago de una cantidad superior a esos 4.000 euros, puesto que las costas del juicio deben ser asumidas por el consistorio. Y todo ello, pese a que los socialistas le insistimos hasta en tres ocasiones, y así consta en acta, que desistiera de iniciar un pleito y pagase la deuda, sin más. La alcaldesa se ha empeñado en que sean los tribunales los que resolvieran este conflicto tras negarse a pagar los 4.000 euros que debía a la empresa organizadora”.


La justicia considera que no hay pruebas que acrediten qué toros eligió el Ayuntamiento por lo que no puede saberse si los que se torearon eran o no los mismos. Además, existe un acta, con la firma de la alcaldesa del desembarque de los animales, momento en el que no hubo ninguna queja”.


Para Teótimo Grande queda acreditada la incapacidadde la alcaldesa de San Bartolomé de Pinares para “llevar las riendas de un municipio porque no sólo no hace bien las cosas cuando le corresponde sino que, su altanería no la impide acudir a los tribunales, con el coste que ello supone para las arcas municipales”.