El PSOE de Navaluenga denuncia la gestión de residuos del equipo de Gobierno

El Grupo Municipal Socialista presentará una moción al próximo pleno en la que denuncia el descontrol de vertidos en los puntos de recogida.

Ramón Rodríguez ha lamentado “el escaso interés del equipo de Gobierno por el respeto al medio ambiente en nuestro municipio, más concretamente, en todo lo relacionado con el vertido de residuos”.


“El Partido Popular está demostrando un pésima gestión en esta materia. Y ejemplos hay muchos. Todos los puntos de recogida se han convertido en vertederos incontrolados donde se depositan todo tipo de residuos, independientemente de cuál fuera su función en origen. Así, nos encontramos con plásticos, neumáticos y basuras en zonas habilitadas, por ejemplo, para depositar restos de poda”.


“Esta creación de vertederos se ha demostrado ineficaz, hasta el punto que cada zona habilitada para el depósito de desechos termina ardiendo, lo que infringe las más elementales normas medioambientales y de gestión de residuos. Una situación que ha suscitado, no sólo las quejas de los vecinos, sino también las denuncias del SEPRONA”, ha señalado Ramón Rodríguez.

 

El portavoz socialista insiste en que “a pesar de las diferentes denuncias y protestas, el día 21 de este mes, la zona seguía ardiendo y, a fecha de hoy, se siguen depositando diferentes basuras en el vertedero de la Dehesa”.

 

Igualmente, ha recodado que La Ley 22/2011, de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados, en su artículo 23 obliga a las autoridades ambientales, en este caso al Ayuntamiento de Navaluenga, a someter a operaciones de eliminación seguras los residuos, debiendo ser sometidos a tratamiento previo antes de su eliminación. Todo ello, al margen de la función de vigilancia, inspección y control que se menciona en la propia ley.

 

Por todo ello, el Grupo Municipal Socialista anuncia que estará vigilante ante cualquier incidencia derivada de la mala praxis del equipo de gobierno como gestor de los residuos urbanos. Asimismo, “exigimos que el consistorio ejercite, de inmediato su función de vigilancia de los espacios legalmente habilitados para el depósito de residuos, clausurando los vertederos ilegales y que envíe, periódicamente equipos de limpieza a las zonas de depósito de materiales, legales o ilegales, a fin de que cada residuo sea tratado en la forma establecida en las normas”.