El PSOE de La Adrada denuncia la posible renovación de la concesión del servicio de aguas

A juicio del portavoz socialista Roberto Aparicio,si renueva la concesión del servicio de aguas, el PP hipoteca un servicio esencial, que traerá consigo un incremento de las tarifas y una merma de calidad. 

Roberto Aparicio ha alertado de las intenciones del alcalde Francisco de Pedraza de poner de nuevo el abastecimiento de agua de la localidad en manos privadas. “Una decisión, a todas luces perjudicial para el municipio. En un momento de crisis, en el que se aboga por la municipalización de servicios para que el beneficio de su gestión repercuta en las arcas locales, y por extensión, en los vecinos, el PP de La Adrada quiere hacer todo lo contrario”.

 

“No son pocas las localidades donde se ha llevado a cabo esta experiencia y, en todos los casos, han sido los vecinos los grandes damnificados ya que decisiones políticas como ésta, a futuro, hipotecarán a los vecinos de la localidad”.

 

Para el portavoz socialista, “el equipo de gobierno debe explicar a los vecinos cuáles son las verdaderas consecuencias de esta estrategia y cuáles son los intereses para implantarla cuando se trata de una decisión, a todas luces, equivocada. A ello, hay que sumar, además, la más que probable ilegalidad de del contrato vigente en la actualidad para el suministro del agua en La Adrada con la empresa Aqualia, prorrogado en repetidas ocasiones vulnerando la ley”.

 

“Los socialistas venimos proponiendo desde hace tiempo que sea el Ayuntamiento el que gestione todo lo que gira alrededor del abastecimiento de agua en el municipio, en primer lugar porque supondría un abaratamiento en los costes y también ganaría en calidad y eficacia, e incluso el Ayuntamiento sería el favorecido por los beneficios económicos y no una empresa que viniera de fuera”.


“Tenemos mucho miedo por el aumento de los precios que vamos a vivir aprovechándose la empresa que gane el concurso que plantea el alcalde al unir a la factura del agua su vertido y depuración” afirma Aparicio


“El servicio público de aguas de ciudades y pueblos de nuestro país se está convirtiendo en un negocio para las multinacionales. Los únicos perjudicados, como siempre, la ciudadanos. La privatización provoca un acceso desigual al servicio. Siempre se produce un aumento escandaloso de tarifas, provocando grandes beneficios que nunca repercuten en el ayuntamiento, pues se firman las concesiones de privatización con ganancias aseguradas entre el 10-15%. Al mismo tiempo, se produce un deterioro del servicio por falta de inversión en el mismo, lo que provoca una perdida en la calidad del agua, además del nulo respeto por el medio ambiente”, afirma el portavoz socialista quien ha querido decir a los vecinos que “desde el PSOE lucharemos porque no se produzca este atropello y el próximo miércoles día 21 a las 20:00 plantaremos cara a esta propuesta en el Pleno Ordinario”.