El PSOE de Candeleda recurre el pleno del 27 de diciembre

Concejales del PSOE en sesión plenaria. Imagen de archivo

El grupo socialista en el consistorio de Candeleda ha presentado un recurso de reposición contra el acuerdo adoptado en el pleno de 27 de diciembre de 2012, modificando el crédito extraordinario del consistorio. Según sus consideraciones es nulo de pleno derecho por ser contrario a la Ley de Estabilidad Presupuestaria

Lucía Hernández, viceportavoz del grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Candeleda, ha presentado recurso de reposición contra el acuerdo del Ayuntamiento relativo a la modificación de crédito extraordinario 7/2012 por importe de 576.800€ para realizar gastos de inversión en el año 2012, aprobado en las sesión plenaria del día 27 de diciembre de 2012.

 

Esta modificación se realizaría con cargo al remanente líquido de tesorería, procedente del superávit de liquidez de 627.091,87 que tuvo el consistorio candeledano en el año 2011. Pero hay que señalar que recibió el voto contrario de los dos grupos de la oposición y un informe contrario del interventor hacía dicha resolución porque incumplía las normas de estabilidad presupuestaria a las que están obligadas actualmente las administraciones.

 

El grupo socialista presentó alegaciones, en el plazo fijado por la ley después del anuncio publicado en el Boletín Oficial de la Provincia de 23 de noviembre de 2012, ya que “esta modificación no está debidamente justificada, por ser extemporánea y contraria a las normas de estabilidad presupuestaria”. Las cuales fueron estudiadas en sesión plenaria del día 27 de diciembre de 2012, siendo rechazadas por el equipo de gobierno.

 

El partido socialista presenta un recurso de reposición “como deber de control y fiscalización de los órganos de gobierno”, además de por el deber de cumplir con su cargo, “con acatamiento a la Constitución, leyes y reglamentos…”. Desde el PSOE cree que la resolución “incumple de manera flagrante la normativa vigente en materia económica y de estabilidad presupuestaria.

 

Según el partido mayoritario de la oposición la decisión de modificar el presupuesto en diciembre de 2012, “en base a la crisis económica y la grave situación de paro, no se sostiene” porque el presupuesto del año 2013 debe estar confeccionado en septiembre del año anterior y estar aprobado antes del 31 de diciembre, “tal y como dispone el art 169 del RD Legislativo  2/2004 que aprueba el Texto Refundido de la Ley de Haciendas Locales”.

 

Es más el presupuesto de 2013 “fue aprobado en la misma sesión plenaria del mes de diciembre, por tanto, no sirven  los argumentos de urgencia ni los buenos resultados económicos del Ayuntamiento de Candelada para justificar una decisión contraria a la Ley.” Y si fueran necesarias esas inversiones tendrían que haberse incluido en los presupuestos “y no modificar un crédito del presupuesto del año 2012 cuando faltaban 3 días para finalizar el ejercicio presupuestario”.

 

Tampoco es de recibido, según el recurso de los socialistas, analizar desde cuándo debe cumplirse o no la Ley 2/2012, de Estabilidad Presupuestaria, ya que la propia norma indica claramente “que su entrada en vigor es al día siguiente de su publicación, el 1 de mayo de 2012”.

 

Por tanto, afecta a la liquidación del presupuesto del Ayuntamiento de Candeleda del año 2011, “ya que el plazo legalmente marcado para  la aprobación de la Cuenta Anual es el 1 de junio. Y si no se llevó a Pleno la aprobación de la Cuenta General de 2011, antes del 1 de mayo,  deberá, por tanto, cumplir con lo preceptuado en su artículo 32 y destinar el superávit del año 2011 a reducir el endeudamiento”.

 

Por consiguiente, el Ayuntamiento de Candeleda “deberá incluir en el nuevo presupuesto la modificación que se pretende, si ciertamente es tan urgente invertir en el cementerio, el campo de gol, el Centro de Fermentación de Tabaco o cualquier otra iniciativa que contribuya a crear empleo en Candeleda”.

 

Según el escrito presentado por los socialistas el acuerdo alcanzado en ese pleno “es nulo de pleno derecho al haberse adoptado un acuerdo contrario a las normas de estabilidad presupuestaria y de modificación presupuestaria, tal y como dispone el art. 62.1.f) de la Ley de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y Procedimiento Administrativo Común”.