El PSOE de Ávila incidirá en la desigualdad y la salida de la crisis durante la campaña

Candidatos del PSOE de Ávila

Pedro Muñoz ha realizado un llamamiento a las demás formaciones políticas para consensuar un pacto de austeridad de cara a la campaña electoral.

El diputado y cabeza de lista al Congreso  por el PSOE de Ávila, Pedro Muñoz, ha manifestado este miércoles que se mantendrán "ceñidos a nuestro programa electoral" para a solicitar la confianza de los ciudadanos con el objetivo de "ganar las elecciones" del próximo 26 de junio.


El socialista ha defendido una candidatura "representada por hombres y mujeres de esta provincia, comprometidos con esta provincia, que sentimos los problemas de esta provincia, y que, pase lo que pase, al día siguiente seguiremos comprometidos con la defensa de los intereses de la totalidad de los ciudadanos de esta provincia, no nos vamos a marchar al día siguiente".

 

Por otro lado, y ante el "hartazgo" de los ciudadanos con respecto a la campaña electoral, el candidato ha optado por "modular el discurso", anunciando que incidirán en la solución de los problemas de la desigualdad y también en "los problemas de una salida de la crisis que la gente no ve".

 

Aun no se conoce el presupuesto de campaña que manejarán los socialistas "pero siempre somos austeros". En este sentido, Muñoz ha sido partidario "de que ni la noche de pegada de carteles peguemos carteles. Son cuestiones atrasadas y a los ciudadanos no les importan. Lo importante es se austeros efectivamente".

 

En esta línea, Pedro Muñoz ha realizado un llamamiento a todas las fuerzas políticas con representación "para sentarnos y conseguir un compromiso de austeridad absoluto".

 

Muñoz ha acudido este miércoles a presentar las listas a la Audiencia Provincial acompañado de varios de los candidatos como María del Carmen Iglesias, que encabeza la candidatura al Senado y ha adelantado que "volveremos a explicar nuestro programa, que tendrá pocos cambios".

 

Iglesias ha destacado también que pondrán el acento en el gran porcentaje de abstención de las pasadas elecciones, casi un 30% "para explicar a la gente que la abstención no es la solución. En España hay una inmensa mayoría de voto progresista y tenemos que utilizarlo par cambiar este gobierno".

 

Así, ha manifestado que "una amplia participación es un plus de legitimidad para cualquier gobierno y queremos una sociedad participativa, que vaya a votar, que critique y aporte".

 

Para concluir, la candidata ha explicado que "no vamos a pedir a los ciudadanos un acto de fe, sino que explicaremos lo que estamos haciendo en los lugares donde gobernamos".