El PSOE de Ávila denuncia la escasez del presupuesto de la Junta para Familia e Igualdad de Oportunidades

La concejala socialista Manuela Prieto considera que la partida presupuestada para Ávila dentro del área de Familia e Igualdad de oportunidades de los presupuestos de la Junta "deja claro el escaso interés del Partido Popular con el bienestar de los abulenses".

Para Manuela Prieto poco más de 140.000 euros para toda la provincia es una cifra que "cuanto menos, puede calificarse de insultante proviniendo de una consejería que se define a sí misma como comprometida y  defensora de las familias”.

 

Con este presupuesto queda claro que, un año más, las familias tendrán que hacer frente a copagos y tendrán que hacer malabares para poder conciliar su vida personal con la laboral, porque la irrisoria cantidad no permitirá la ampliación de programas propuestas por nuestro grupo, como Centros Abiertos”, afirma la concejala socialista.

 

Según Prieto, “el PP podrá maquillar las cifras y tergiversar la realidad con su discurso pero los ciudadanos conocen de sobra cuáles son sus prioridades y cuáles son las de la Junta de Castilla y León. El ejecutivo regional ha demostrado ser muy poco leal con una de las cuestiones más importantes del apartado de Familia como es la conciliación. Sólo hace falta echar la vista atrás unos meses, y comprobar cómo en Ávila se dejó en la estacada a cientos de familias de la capital que no pudieron beneficiarse del programa de Continuadores, porque la Junta lo suprimió. Si a ello, sumamos el copago por los servicios Madrugadores y Tardes en el Cole, queda claro que el apoyo a la conciliación por parte de la Junta está muy lejos de ser tan firme como afirma el PP”.

 

Para la edil socialista, “este presupuesto hace un flaco favor también a la lucha real por la igualdad y contra la violencia de género. Una cuestión, esta última, para la que se destinan poco más de 7.500 euros, aun sabiendo que las campañas de sensibilización son una herramienta fundamental para atajar actitudes violentas y para educar desde edades tempranas".

 

En este punto. Prieto recuerda que, a pesar de lo avanzado en apoyo a la mujer y en denuncias, los datos de estudios como el de percepción social de la violencia de género "nos dejan un panorama que conviene tener presente. Y es que muchos de los encuestados no identifican algunas actitudes, como el control sobre la ropa de la pareja, las amistades o los celos, como maltrato. Lo mismo ocurre con las amenazas verbales que son aceptadas por un 7% de los hombres o con la desvalorización de la pareja, que no es considerada como violencia por parte de un 10% de los varones encuestados en la muestra de este estudio”.