El PSOE de Ávila defiende el futuro de Nissan en la interparlamentaria socialista celebrada en Valladolid

Según han explicado desde la agraupación socialista, "la administración regional debe ser la garante de la cohesión territorial que tanto dice defender, y debe empezar por serlo asegurando un futuro laboral e industrial estable en la capital abulense".

Los socialistas abulenses han presentado una Proposición no de Ley en la reunión interparlamentaria celebrada en Valladolid, con el objetivo de “arrancar la implicación, al más alto nivel de la Junta de Castilla y León, en la resolución de la situación de incertidumbre en la que se encuentra la planta de Nissan en la capital abulense.

 

Esta implicación pasa, explican, "por exigir a la compañía el cumplimiento de los compromisos adquiridos en el año 2010 y que suponían, tras las inversiones públicas, la garantía de viabilidad de la planta abulense, con el mantenimiento de la plantilla y la readmisión de los trabajadores despedidos en ese momento”.

 

Según han explicado, “Ávila sigue sin generar empleo, y mes tras mes, la lista de parados engrosa nuevos inquilinos que dejan muy claro que la recuperación económica de la que hace gala el Gobierno de Mariano Rajoy no es tal. Uno de los sectores más afectados es el industrial y concretamente, la factoría Nissan cuyo futuro está en el aire, y con ella, el de cientos de familias de Ávila que viven directa o indirectamente de la producción de esta fábrica”.

 

Para el PSOE de Ávila, “la factoría abulense, que tiene, además una deuda con una ciudad como Ávila que se ha volcado con esta fábrica y que ha recibido ayudas millonarias por parte de las distintas administraciones, para asegurar un compromiso con nuestra tierra. Es por ello que la Junta de Castilla y León no puede mirar hacia otro lado y debe ser exigente y equitativa con Ávila. La administración regional debe ser la garante de la cohesión territorial que tanto dice defender. Y debe empezar por serlo asegurando un futuro laboral e industrial estable en la capital abulense, que se ha convertido en foco de agravios por parte del PP de Castilla y León”.

 

“Mientras que hay polos muy desarrollados en nuestra comunidad, Ávila cuenta por decenas los incumplimientos políticos en materia industrial, a los que hay que sumar el lastre de la autopista de peaje y la reducción constante en calidad y cantidad de infraestructuras de comunicación, como el ferrocarril. La Junta de Castilla y León y el consejero de Economía deben ser los impulsores y defensores de una negociación que permita dotar de mayor carga de trabajo a la factoría abulense y de evitar que nuevos productos se desarrollen en otras fábricas que no sean la de Nissan Ávila”, han señalado los socialistas abulenses.