El PSOE de Ávila acusa a Miguel Ángel Abad de "una falta de lealtad institucional reiterativa"

La portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Ávila, Yolanda Vázquez, ha querido mostrar su apoyo a los equipos deportivos de la ciudad ante el inicio de la temporada, “y esperamos que nunca más tengan que verse sometidos a la situación de incertidumbre que han vivido en los últimos meses".

Yolanda Vázquez asegura que desde su formación "apostamos porque estos equipos se mantengan y sigan siendo referente. Los socialistas estamos del lado del deporte y entendemos que una ciudad como Ávila merece contar con representantes en activo de las principales disciplinas. No podemos permitirnos perder emblemas como el Real Ávila, más aún por motivos económicos”.

 

Dicho esto, y dejando claro el apoyo del PSOE a la continuidad y cualquier ayuda prestada a los equipos de la capital, Yolanda Vázquez ha criticado la gestión que se ha hecho tanto de las ayudas concedidas al Óbila como al Real Ávila. “El concejal de Deportes, que preside por delegación del alcalde el Patronato Municipal de Deporte, no ahora, sino desde hace tiempo, hace y deshace a su antojo sin dar explicaciones y, a nuestro juicio, esa forma de actuar es un claro ejemplo de deslealtad institucional que se repite desde hace tiempo y que ya hemos denunciado, incluso en la Junta de Gobierno Local”.

 

Para los socialistas “no es de recibo que, por ejemplo, en el caso de la ayuda concedida al equipo de baloncesto de la ciudad, hace apenas dos meses y sabiendo de la situación que atravesaba el mismo, se convocara una reunión del patronato un viernes en la que no se abordó el asunto ni se dio ningún tipo de información. Dos días después, nos enteremos por la prensa de la concesión de la ayuda. A nuestro juicio, las cosas no se hacen así, y más teniendo en cuenta que la salvación de los equipos de la ciudad es un tema en el que estamos todos implicados”.

 

Según Vázquez, “los órganos municipales están para dotarles de contenido y para respetar sus estatutos. De no ser así, no sirven de nada, y con esta forma de actuar el concejal de deportes lo que está consiguiendo es precisamente eso, vaciar de contenido a un ente que cuenta con un presupuesto propio y que está integrado no sólo por políticos sino por distintos colectivos de la ciudad para los que, a nuestro juicio, esta forma de actuar supone un falta de respeto”.