El PSOE critica que Junta y Gobierno "se ceben" en la destrucción de la universidad pública

(Foto:F.Rivas)

Los socialistas presentarán 13 enmiendas a los presupuestos para que la Junta reasigne 16,9 millones en la Universidad Pública

El Grupo Parlamentario Socialista en las Cortes de Castilla y León ha registrado 13 enmiendas con el propósito de que se reasignen 16,9 millones de la partida para universidades e investigación en los presupuestos autonómicos de 2014.

 

Según han explicado el procurador del PSOE por Salamanca, Fernando Pablos, y el secretario regional de Educación del PSOE de Castilla y León, Enrique Cabero, se tratará de que la Junta dé el visto bueno a unos cambios en las designaciones previstas.

 

La idea es que nueve millones vayan destinados a compensar a las universidades públicas por las tasas de estudiantes becarios del Ministerio de Educación, 2,5 para incrementar las becas para estudiantes universitarios, tres para financiar gastos de funcionamiento de centros de investigación en biomedicina y uno para recuperar el programa complementario de ayudas a estudiantes ‘Erasmus’.

 

En la financiación de centros de investigación saldrían beneficiados entidades salmantinas como el Centro de Investigación del Cáncer, el Instituto de Neurociencias, el Instituto de Biología Funcional y el de Biomedicina.

 

El resto de propuestas, hasta alcanzar los 16,9 millones, incluye 634.000 euros para aumentar la transferencia a las universidades públicas para aplicar el acuerdo de mayo de 2013 sobre el segundo convenio del PDI Laboral de Castilla y León, 100.000 para crear becas de matrícula para másteres oficiales de universidades públicas.

 

También, las enmiendas contemplan 235.000 para incrementar el programa de apoyo a proyectos de investigación, 200.000 para convocar subvenciones de apoyo a los congresos científicos, 200.000 para potenciar el programa de contratación de jóvenes investigadores ‘Pirtu’ y 100.000 para iniciar las obras de la segunda fase del Campus de la Universidad de Valladolid en Segovia.

 

En cuanto a las cantidades de las que se podrían reducir las partidas, para una posible reasignación, Pablos y Cabero han puesto como ejemplo partidas “prescindibles” en la Fundación Universidades de Castilla y León; en la Agencia de Calidad, que cuenta con menos solicitudes de acreditaciones, según los socialistas; y en el “sobrecoste” de la educación concertada.