El PSOE critica la oposición del PP a tomar medidas para reducir las listas de espera

Mercedes Martín

Mercedes Martín sostiene que “las listas de espera las viven con inquietud miles de personas y estamos obligados a darles una respuesta clara y certera”.

La portavoz de Sanidad del PSOE en las Cortes de Castilla y León, Mercedes Martín, ha denunciado que el Grupo Parlamentario Popular ha vuelto a votar este jueves en solitario en el Pleno de las Cortes. En esta ocasión lo hizo en contra de tomar medidas para reducir las listas de espera quirúrgicas en la Comunidad. El empate entre los populares y todos los grupos de la oposición hizo que la iniciativa, presentada por el PSOE, fuera rechazada debido al voto ponderado.

 

En su defensa de esta medida, Martín recordó que las listas de espera “es uno de los indicadores más fiables de la calidad asistencial y de la eficiencia de un sistema”. Afirmó que la “evolución negativa y alarmante desde 2012 demuestra que han sido extremadamente sensibles a los recortes” llevados a cabo en la Comunidad por la Junta de Castilla y León.

 

Martín expuso algunos ejemplos: así, denunció que en junio de 2011 un total de 18.200 enfermos esperaban una intervención quirúrgica, con una demora media de 45 días. En el segundo trimestre de 2015, había 27.336, lo que suponía un incremento de casi el 50% y una demora media de 69 días. En abril de 2016, hay 33.212 enfermos, que esperan una media de 85 días. Si nos referimos a la espera para primeras consultas con especialista, en diciembre de 2011 había 52.000 pacientes, en 2015 ya eran 96.000. Y si nos referimos a pruebas diagnósticas, en 2011 eran 2.300 los que esperaban y en 2015 se pasó a 16.000.


 

Son datos absolutamente inaceptables”, argumentó la procuradora socialista, “que demuestran que el PP ha centrado sus esfuerzos en buscar una supuesta eficiencia económica olvidando deliberadamente que la única eficiencia válida es un servicio público como la sanidad". Por eso, añadió, “nadie a estas alturas duda de que los recortes han hecho un daño irreparable y sin precedentes a la sanidad pública”, sostuvo la portavoz socialista.


 
Por eso, propuso “asumir un compromiso firme y estable para garantizar la atención sanitaria ágil y accesible en las tres listas de espera (quirúrgicas, especialidades y diagnósticos)". También “articular desde estándares aceptables y razonables en la demanda en estas tres listas de espera, favorecer y dar continuidad a una gestión integral, estructural, ágil, evaluable, transparente y resolutiva desde el sistema público de salud”. Asimismo, pretendía “desarrollar y consolidar no solo el derecho de los enfermos a ser atendidos en unos plazos sino a ser informados puntual y periódicamente con absoluta transparencia”.


 
Martín fue crítica ante la situación de muchos pacientes “que ven cómo su actividad profesional, social o personal se ven deterioradas ante la imposibilidad de llevar una vida digna y que la respuesta que reciben es que se armen de paciencia o contraten un seguro privado”. Por eso, en su intervención, apeló a la “necesidad imperiosa de devolver el prestigio y confianza en la sanidad pública”.