El PSOE cree que Pujalte y Trillo pudieron incurrir en "tráfico de influencias" y pide que el Congreso investigue

El PSOE cree que los 'populares' Vicente Martínez Pujalte y Federico Trillo rayaron "claramente en el tráfico de influencias" porque se "prevalieron de su condición de diputados" para cobrar por asesorar a una empresa que era "contratista del sector público".

Así lo ha explicado el portavoz del Grupo Socialista, Antonio Hernando, después de que la Mesa del Congreso haya acordado remitir a la Comisión del Estatuto del Diputado --que se encarga de tramitar las compatibilidades para que los parlamentarios puedan realizar actividades privadas-- la petición del PSOE de que se investigue al diputado 'popular'.

"Los comportamientos de Pujalte y Trillo son en todo caso inmorales y además creemos que son ilegales, porque ambos se prevalieron de su condición de diputados para asesorar a una empresa que trabajaba para un gobierno de una comunidad autónoma gobernada por el PP", ha remarcado Hernando.

El dirigente 'popular' ha dejado abierta la puerta a solicitar también que se investigue al portavoz adjunto del Grupo Popular Agustín Conde quien, según la cadena Ser, asesoró como abogado al Banco de Santander pero no especificó al Congreso quién era su cliente y no declaró una empresa de la que fue fundador.

Por lo pronto, van a estudiar cómo se pueden exigir explicaciones formales a Trillo y quieren que la Comisión del Estatuto del Diputado se reúna "cuanto antes" para dar vía libre a la investigación a Martínez Pujalte.

TOMARLES DECLARACIÓN

En este sentido, Hernando ha remarcado que este órgano "puede" citar a los diputados investigados, solicitar información a las instituciones que corresponde o incluso tomar declaración a los representantes legales de la constructora que contrató a Martínez Pujalte para que dé cuenta de su actuación.

Desde su punto de vista, es obvio que el todavía diputado del PP incurrió en una "clara colisión entre los intereses públicos y privados" y que "ocultó claramente" y "con mala fe" que pedía la compatibilidad para ejercer de economista "para asesorar a una empresa que era contratista del sector público".

En este punto, ha enfatizado que el propio empresario que contrató a Martínez Pujalte ha reconocido que lo hizo por "su condición de diputado informado", habida cuenta de que entonces el 'popular' no era sólo ponente de los Presupuestos Generales del Estado, sino también portavoz de varias materias económicas. "Se estaba prevaliendo de su condición de diputado para beneficiar a una empresa contratista del sector público", ha insistido.