El PSOE considera que La Ley Integral contra la Violencia de Género está amenazada por el Partido Popular

Pedro Muñoz

El diputado socialista Pedro Muñoz califica de burla los retrasos en los pagos de la atención social integral a mujeres por parte del Gobierno.

Pedro Muñoz afirma que “la popularmente conocida como “Ley Integral” ha supuesto un revulsivo respecto a la violencia de género en todos sus aspectos y se ha consolidado como modelo internacional. La Ley Integral, impulsada por el Gobierno Socialista, supuso su apuesta inequívoca por la lucha contra la violencia de género, la defensa decidida de la ciudadanía en las situaciones de máxima vulnerabilidad y dio un tratamiento integral y sistemático a la lucha contra la violencia de género”.


“Frente a esta realidad, la ley Integral está amenazada por el Gobierno del PP y sus continuos recortes presupuestarios en materia de igualdad en general (33% en esta legislatura) y de violencia de género en particular (22% desde la llegada al Gobierno del PP). Una ley amenazada también por las sucesivas reformas legislativas que atentan contra su espíritu y buena parte de su articulado como la Ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre, para la mejora de la calidad educativa, denominada popularmente como Ley Wert o la Ley 27/2013, de 27 de diciembre, de racionalización y sostenibilidad de la Administración Local por poner solo dos ejemplos”, ha dicho el diputado socialista, quien ha criticado también que “se aprueben en el 4º trimestre los fondos para pagar la atención social integral que han necesitado en los diez meses pasados mujeres y niños a su cargo. Este retraso es una burla a las víctimas e impide avanzar en la normalización económico-administrativa de los servicios obligatorios, profesionales y públicos, de atención jurídica, psicológica y social”.

 

Según Pedro Muñoz “en 2006 el Foro Económico Mundial comenzó a elaborar el índice mundial de igualdad de género. Entonces, España consiguió estar entre los once países donde la brecha de género era más pequeña. Nueve años después, sin embargo, se ha convertido en uno de los dos países europeos, junto a Grecia, que peor evolución ha registrado en igualdad, según el último informe que acaba de publicar el Foro. España consigue este año el puesto número 29 de 142 países en la clasificación”.