El PSOE considera “indecentes” las bases de la convocatoria general de becas universitarias de la Junta

Fernando Pablos, presidiendo la mesa del Congreso

Fernando Pablos responde al consejero de Educación que “es absolutamente falso que el Grupo Socialista conociera dichas bases” y le insta a “retirar hoy mismo la convocatoria y modificarla”.

El portavoz socialista de Universidades e Investigación, Fernando Pablos, reprobó esta tarde en el Pleno de las Cortes al consejero de Educación “la indecencia de las bases de la convocatoria general de becas universitarias de la Junta de Castilla y León”.

 

“Las bases que en solitario ha aprobado la Junta son una auténtica frustración”, denunció Pablos, quien desmintió al consejero, asegurando que, al contrario de lo que señaló Juan José Mateos, el PSOE no conocía las bases de la convocatoria. “El Grupo Socialista es serio y cumple sus compromisos, por ello hoy debo reprobarle que justificasen sus bases diciendo que las conocíamos porque es sencillamente falso”, señaló.

 

En este sentido, Pablos explicó que desde la Dirección General de Universidades se informó al Grupo Socialista en las Cortes que existían dificultades para tener acceso a las notas del curso pasado y el PSOE siempre respondió que era incomprensible, que en una época en la que se envía un mensaje a Groenlandia en un segundo no se pudieran saber las notas de un estudiante del curso anterior. “Y cuando nos comentaron que habían decidido utilizar las notas del curso 2012-2013, convirtiendo en fin resolverlas pronto (quizá porque sea 2015), les trasladamos nuestra total oposición. Jamás supimos que excluían a los estudiantes de primero del complemento de renta”, señaló tajantemente.

 

Así, tras recordar que "los grupos parlamentarios alcanzaron el pasado mes de junio un buen acuerdo que tenía tres fines: incrementar, si las circunstancias lo permitían, el presupuesto de la convocatoria general de becas; no aplicar el endurecimiento injusto de requisitos impuesto por el Gobierno de España de los señores Wert y Rajoy a los estudiantes de segundo curso y posteriores, y complementar las becas de los estudiantes de familias con menos recursos y subrayar que en el acuerdo , además, había una cuestión instrumental: resolver las solicitudes antes que en los últimos años”, el portavoz socialista denunció quefrente a ese buen acuerdo, la Junta ha aprobado en solitario unas bases que son una auténtica frustración porque, al tenerse en cuenta las calificaciones de 2012-2013 impiden a los estudiantes de segundo curso solicitar la beca de residencia (1.500 euros) y también dejan fuera del complemento de renta a los estudiantes de nuevo ingreso en la Universidad”.

 

Asimismo, denunció que “mientras el PP presume de destinar un millón de euros más que el año pasado al presupuesto para becas, la realidad es que no se destina ni un céntimo más a la convocatoria general”.

 

Por ello, tras ratificarse en que las bases de la convocatoria general de becas de la Junta son “una indecencia”, el portavoz socialista animó al consejero de Educación a rebatir el argumento de que con sus bases un estudiante que aprobase casi todas las asignaturas el curso pasado no tendrá beca si no lo hizo el anterior, mientras que un estudiante que suspendiera todas las asignaturas tiene derecho a beca.

 

Una realidad ante la que Pablos exigió a la Junta que retire hoy mismo la convocatoria y la modifique. “Vuelvo a repetírselo: con sus bases se posibilita que un estudiante que suspendiera todas las asignaturas el curso pasado, si el anterior tuvo mejores resultados, tiene derecho a beca. ¿No le parece indecente?” preguntó para concluir que “al PSOE y a la mayoría de los ciudadanos Sí les parece indecente”.

 

“Y seguro que a su bancada especialmente, que habla siempre de premiar el rendimiento académico. Y eso no se arregla con convocatorias suplementarias, solamente anulando la actual. Si no es capaz de desmentir que a un estudiante que suspendiera todas las asignaturas el curso pasado le han concedido derecho a beca, comprometa ahora mismo que lo van a cambiar. Lo contrario sería una auténtica desvergüenza”, concluyó.