El PSOE asegura que la nueva tasa de tratamiento de residuos es una subida de impuestos encubierta

El secretario provincial del PSOE abulense, Tomás Blanco, ha asegurado este miércoles que la nueva Tasa por el tratamiento de los residuos sólidos urbanos impuesta por el Ayuntamiento de Ávila no es otra cosa que una subida de impuestos encubierta de un 30%

Blanco ha explicado que el concepto por el que cobra la nueva tasa ya se incluía en la anterior factura municipal por la recogida de resíduos, que sin embargo no disminuye ahora en su cuantía. El responsable socialista ha señalado que el servicio de reciclaje, proporcionado por el Consorcio Provincial Zona Norte, se lleva a cabo en nuestra provincia desde hace siete años "y todos los ayuntamientos pagan menos el de la ciudad de Ávila, que no pagaba al Consorcio y ahora ha decidido cargar esa deuda sobre los ciudadanos haciéndolo a través de un ente para que parezca que paga otra cosa".

 

Tomás Blanco, que ha criticado que la Iglesia esté exenta de esta tasa, ha declarado que el nuevo gravamen ofrece "una altísima descompensación con los negocios" con importes mínimos que van desde los 8,40 euros semestrales de las viviendas hasta los 66,55 que deberá abonar en el mejor de los casos cualquier establecimiento de ocio y hostelería. El secretario del PSOE de Ávila ha manifestado su opinión de que "la Diputación -en la que se encuentra el Consorcio Provincial Zona Norte- no se fiaba del Ayuntamiento y por eso ya no paga el Ayuntamiento sino los ciudadanos", tras explicar que el consistorio abulense mantiene una deuda con esta entidad de un millón y medio de euros que llegó a superar los dos millones.

 

La responsable del PSOE en la ciudad de Ávila, Yolanda Vázquez, por su parte, ha asegurado que la nueva tasa es "un lavado de manos" del Ayuntamiento con una nueva carga económica que "se contradice con las ayudas al IBI, la tasa de basuras y la de suministro de agua" que mantiene el consistorio.

 

Vázquez lo ha calificado como "un tasazo con efecto pernicioso" y ha asegurado, poniendo como ejemplo el recorte en el servicio de recogida de basuras, que "el Ayuntamiento presta servicios cada vez de peor calidad".