El PSOE asegura que la Junta es "la alumna aventajada del Gobierno" en subida de tasas universitarias

Fernando Pablos afirma que esta legislatura pasará a la historia negra de las Universidades públicas.

El Portavoz socialista de Universidades, Fernando Pablos, ha denunciado que “2012 pasará a la historia negra de las Universidades Públicas porque el BOE publicó el 21 de abril de ese año el Real Decreto-ley 14/2012, de 20 de abril, de medidas urgentes de racionalización del gasto público en el ámbito educativo”.

 

Pablos, que realizó esta denuncia en su intervención en la Comisión de Hacienda con motivo de la comparecencia del Presidente del Consejo de Cuentas referida al Informe de Fiscalización de las Universidades Públicas de Castilla y León del ejercicio 2012 de la Universidad de Salamanca, criticó que el Real Decreto-Ley del Gobierno de Rajoy fuese “elaborado sin ningún consenso con las comunidades autónomas, que tienen competencias en materia de Educación, y recomendara elevar las tasas universitarias.”

 

“Castilla y León fue alumna aventajada ante esta recomendación y elevó de forma absolutamente abusiva las tasas de matrícula universitaria hasta situarlas en las terceras más elevadas de España para el curso 2012-2013, detrás de Madrid y Cataluña que nos superan altamente en nivel de renta”, añadió Pablos, quien subrayó que, como consecuencia de la subida, se ha producido una reducción sustancial del número de créditos matriculados. Algo que establece claramente el informe del Consejo de Cuentas al reflejar que de más de 1.567.300 créditos matriculados en el curso 2011- 2012 se pasó a menos de 1.466.000 créditos en el curso 2012-2013, con una disminución de más de 100.000 (5%,) “Todo esto tiene como consecuencia una disminución de los ingresos para la Universidad de Salamanca y dificultades añadidas para cuadrar sus presupuestos”, reprochó Pablos.

 

El Procurador por Salamanca destacó que “también en 2012 el Gobierno impuso una tasa de reposición del 10% en el personal docente e investigador y del 0% en el personal de administración y servicios de las Universidades Públicas y se imposibilitó la renovación de los contratos temporales que finalizaban, con un impacto absolutamente negativo en las plantillas dado que esa injusta tasa de reposición aún continúa en vigor y la pretendida satisfacción por el hipotético aumento de la misma hasta el 50% en nada sirve para solventar el grave problema ocasionado, porque eso significa que no se recuperará ni uno solo de los puestos de profesorado perdidos y la mitad de los que se jubilen en 2015 no se cubrirán”.

 

Asimismo, denunció que en 2012 "la Investigación dejó de ser prioritaria para el Gobierno y que los recortes de las Comunidades Autónomas también se cebaron con ella". “La muestra más palmaria de las consecuencias de estos recortes para la Universidad de Salamanca, como consecuencia de decisiones de la Junta de Castilla y León, se encuentra en la página 149 donde se observa que el número de contratos realizados conforme al programa autonómico de ayudas para la incorporación de personal investigador de reciente titulación universitaria (PIRTU) ha pasado de 89 en 2011 a 52 en 2012.Un recorte de más del 40 % en un solo año.”

 

Desde el punto de vista de la actividad económico-financiera, el representante socialista criticó la desaparición de los programas-contrato que garantizaban certidumbres de financiación al sistema universitario público y expresó el apoyo del PSOE a la recomendación del informe que insta a la Junta a la recuperación de estos programas-contrato.

 

Tras resaltar que, a pesar de la fotografía en negativo que suponen las actuaciones del Gobierno y de la Junta , para el Grupo Socialista la gestión económica realizada por la Universidad de Salamanca en el año 2012 merece una alta calificación, Pablos expresó que el Grupo Socialista "no va a contribuir a la imagen incierta sobre el exceso de profesores universitarios, ni tampoco va a respaldar la recomendación número 13 que desarrolla la ocurrencia del Sr. Wert de que los profesores que no tengan sexenios vivos incrementen su docencia". "No se puede aumentar la docencia donde no hay a quien impartirla, ni se debe reducir cuando se tienen muchos sexenios porque no dejan contratar a nadie”, manifestó.

 

Igualmente, avanzó que el Grupo Socialista “se abstendrá si algún grupo presenta para su aprobación la recomendación número 16, que plantea la adecuación la oferta de la Universidad a la demanda social de la enseñanza mediante la asignación eficiente de los recursos docentes, ajustando su capacidad productiva a la realidad de su demanda y de su capacidad financiera”.