El PSG doblega a un Barça combativo pero errático

Verratti, autor de uno de los goles del PSG

El Barça paga con tres goles sus primeros errores graves en defensa de la temporada. 

 

FICHA TÉCNICA

 

ARIS SAINT-GERMAIN: Sirigu; Van der Wiel, Marquinhos, David Luiz, Maxwell; Verratti (Cabaye, min.71), Motta, Matuidi; Lucas Moura (Bahebeck, min.91), Cavani y Pastore (Chantome, min.86).

 

FC BARCELONA: Ter Stegen; Alves (Sandro, min.83), Mascherano, Mathieu, Alba; Busquets, Rakitic (Xavi, min.69), Iniesta; Pedro (Munir, min.62), Messi y Neymar.

 

GOLES

   1-0, minuto 10, David Luiz.

   1-1, minuto 12, Messi.

   2-1, minuto 26, Verratti.

   3-1, minuto 54, Matuidi.

   3-2, minuto 56, Neymar.

 

ÁRBITRO: Nicola Rizzoli (ITA). Amonestó a Verratti (min.28), Matuidi (min.44), Van der Wiel (min.66) en el Paris Saint-Germain y a Alves (min.9) en el FC Barcelona.

 

ESTADIO: Parc des Princes.

El FC Barcelona ha encajado este martes la primera derrota de la temporada (3-2) en el Parque de los Príncipes, poniendo fin a su inmaculada hoja de servicios defensiva, ante un PSG letal que aprovechó con creces los demasiados errores defensivos de los blaugranas, que no obstante volvieron a demostrar tener carácter y estuvieron combativos y buscando el empate hasta el último segundo.

 

El partido estuvo precioso, con idas y venidas constantes que provocaban buenas ocasiones de gol, un choque de los que difícilmente se ven en las eliminatorias, con el miedo y respeto que se suelen tener los equipos en el cara o cruz, pero la fase de grupos permite este lucimiento.

 

Luis Enrique apostó de nuevo en la portería por Ter Stegen, que poco pudo hacer en el primer gol pero quedó retratado en el segundo y el tercero, mientras que Gerard Piqué ocupó nuevamente plaza de banquillo. Pese a la baja de Ibrahimovic, los de Laurent Blanc fueron peligrosos y siempre fueron por delante, resguardándose en el tramo final para salvar un valioso resultado y teniendo el honor de ser los primeros en marcar gol oficial este año al conjunto catalán.

 

Dio fuerte y duro el PSG, en busca del liderato y de quitarse el mal sabor de boca del empate en la jornada inaugural ante el Ajax de Amsterdam. No se lo pensaban nada los de Laurent Blanc el ir de cara a portería, y aprovecharon los demasiados errores de la hasta ahora inmaculada defensa blaugrana para perforar la red catalana.

 

Eso sí, el Barça estuvo hábil para devolver los golpes. Se adelantó el PSG por mediación del central brasileño David Luiz, que batió por bajo a Ter Stegen a la salida de una falta lateral, pero un minuto después, jugada de tiralíneas marca de la casa del Barça entre Neymar y sobre todo Iniesta y Messi para que el argentino, de primeras, colocara suavemente el 1-1, el gol 500 del Barça en la Liga de Campeones.

 

Sin embargo, otro error del Barça se convirtió en otro gol del PSG. Esta vez, Marco Verratti se fue al segundo palo en saque de córner, libre de marca, y remató perfecto. Rakitic le marcó por delante al estar con mínimo tres atacantes, y Ter Stegen, desafortunado, salió mal y no pudo evitar el remate del italiano.

 

No había pasado ni media hora y se habían visto ya tres goles. Tenía que poner calma el Barça, encontrar su puesto e intentar hacer mayor su control del balón, superior pero no aplastante, sin olvidar la verticalidad hacia la portería de Sirigu. Fueron los mejores minutos del Barça, pero la puntería de Iniesta o Messi no estuvo bien calibrada, y sus intentos de igualar fueron en vano.

 

NEYMAR DA ESPERANZA CON UN GOLAZO

 

En la reanudación, para complicar más las cosas, en el minuto nueve, Matuidi volvió a marcar ante el Barça, como hiciera hace dos años. El 3-1 ponía contra las cuerdas al Barça, y dejaba más hundida a una zaga que no tuvo su mejor día. Ningún gol encajado en siete partidos --seis de Liga y uno de 'Champions'--, y tres de golpe fueron prueba de ello.

 

De nuevo el equipo de Luis Enrique reaccionó rápido, tirando de orgullo y una actitud que volvió a pasar con nota el choque. Neymar fue el autor de un golazo para el esperanzador 3-2. Alves compensó el error en el tercer gol del PSG con un centro que llegó a su compatriota después de que a Messi le faltaran centímetros para el remate. Pese a la poblada defensa parisina, el delantero 'culé' marcó un golazo al colocar el balón en el palo largo de Sirigu en una rosca perfecta.

 

Tras este gol, el PSG se encerró atrás, encantado con el resultado y confiado en poder aguantarlo. Entraron Cabaye y Chantome para ello, mientras que Luis Enrique fue valiente y metió a Xavi, que superó a Raúl como el que más partidos de 'Champions' a sus espaldas (143), y a Munir y Sandro y situó una defensa de tres en el cuadro barcelonista.

 

Quedaban siete minutos para intentar el empate, pero siempre con la amenaza del posible 4-2 en una contra parisina. Lo intentó el Barça, tuvo ocasiones y mereció el empate, que se resistía. Marquinhos salvó milagrosamente el remate de Jordi Alba y Munir, de impresionante disparo, envió el balón al palo. 

Noticias relacionadas