El PSdeG-PSOE suspende de militancia al alcalde de Ourense

Solicita a Ferraz también la "suspensión cautelar" para Liñares
El PSdeG-PSOE ha decidido suspender de militancia al alcalde de Ourense, tras ser imputado por supuestos delitos de cohecho y prevaricación en el marco de la 'Operación Pokémon', ante la negativa de Francisco Rodríguez a dimitir, según han confirmado a Europa Press fuentes de la dirección autonómica del partido.

Las fuentes consultadas han indicado que la suspensión de militancia de Francisco Rodríguez es ya "efectiva", de forma que se considera que "está fuera del partido" y se trata de "una decisión política" después de "llevar todo el día de negociaciones" con el regidor para que él mismo renunciase al cargo.

Este mismo lunes, otro alcalde imputado en la Operación Pokémon, el popular Adolfo Gacio, pactó con la dirección provincial del PP abandonar la Alcaldía de Boqueixón (A Coruña) y permanecer como concejal, con lo que la presión sobre Francisco Rodríguez se redobló.

Además, el PSdeG ha decidido solicitar a la Ejecutiva Federal del PSOE que proceda a aplicar la "suspensión cautelar de militancia" también al expresidente de la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil y exconcejal en Lugo, Francisco Fernández Liñares, después de que esta noche la jueza Pilar de Lara haya decretado su ingreso en prisión provisional sin fianza.

PACTADO CON FERRAZ
Según ha señalado el PSdeG en un comunicado, este procedimiento fue activado a última hora de este lunes después de una conversación entre el secretario de Organización del PSdeG, Pablo García, y su homólogo del PSOE, Óscar López. La decisión se produce después de que a lo largo de la jornada se intensificasen sin éxito las presiones sobre Francisco Rodríguez para que presentase su dimisión.

Francisco Rodríguez fue puesto en libertad en la madrugada del domingo por la titular del juzgado de instrucción número 1 de Lugo, Pilar de Lara, bajo una fianza de 6.000 euros e imputado por cohecho y prevaricación.

Pese a que la dirección de los socialistas ha buscado la marcha de Francisco Rodríguez para frenar el daño que hace al partido su imputación a menos de un mes de las elecciones autonómicas, el regidor ourensano se ha aferrado al puesto y en la jornada de este lunes sólo se limitó a emitir un comunicado desde el Ayuntamiento en el que ratificó que recurrirá el auto de imputación dictado por la jueza Pilar de Lara, por "falta de rigor jurídico en el proceso" y por "carecer del menor rigor jurídico".

En los distintos contactos que hubo a lo largo del día no sólo participó la dirección del PSdeG, sino que la presencia en Galicia del secretario de Política Autonómica del PSOE, Antonio Hernando, y del responsable de Política Municipal a nivel federal, Gaspar Zarrías, fue aprovechada por Ferraz para forzar una decisión del todavía primer edil de Ourense.

Esta estrategia fue la que empujó al propio Pachi Vázquez a pronunciarse públicamente dando por hecho que a lo largo de este lunes, Rodríguez haría públicas "noticias" sobre su futuro, toda vez que también Rubalcaba mantuvo que "hoy" se hablaría "con él" para "tomar una decisión". No obstante, ni la "presión" ejercida por el partido ni la amenaza del BNG de romper el pacto de gobierno en la ciudad de As Burgas ha motivado una decisión del todavía alcalde.

SIN APOYO DEL BNG
Francisco Rodríguez ha perdido también el apoyo del BNG, que cuenta con tres concejales que se suman a los 11 del PSdeG en la Corporación de Ourense, frente a los 11 del PP. Así, el Consello Local del BNG se ha fijado "unos plazos internos" para que el regidor de Ourense decida sobre su futuro tras ser imputado en la Operación Pokémon, después de que el domingo emitiesen un comunicado reclamando la dimisión del regidor, bajo la advertencia de dejar el gobierno local en caso de que no lo hiciese.

Previamente, Francisco Rodríguez se había reunido a mediodía de este lunes con el BNG para abordar su futuro político después de que la formación nacionalista amenazase al regidor con romper la coalición de gobierno local si éste no renuncia a su cargo, según confirmó la teniente de alcalde del Ayuntamiento ourensano, la nacionalista Isabel Pérez, quien, con un semblante muy serio, desveló que en el encuentro, los nacionalistas trasladaron al regidor "exactamente lo que fue transmitido por el Consello local del BNG".

SU ENTORNO RECHAZA QUE DIMITA
Sin embargo, desde el entorno de Francisco Rodríguez, algunos socialistas han señalado a Europa Press que no entienden que deba dejar su cargo --que ocupa desde 2007 y para el que ha recibido una importante subida de apoyos en las últimas elecciones-- cuando otros alcaldes imputados no lo han hecho.

Y citan como ejemplo al primer edil de Lugo, Xosé López Orozco, también presidente del PSdeG, que ha sido imputado en dos ocasiones por la misma jueza que ahora ha marcado a Rodríguez.

Junto con ello, las mismas fuentes, próximas al regidor ourensano, lamentan que un eventual abandono del ayuntamiento pueda ser interpretado "como si tuviese algo que ocultar" cuando "es inocente".