El proyecto “Recogida ecológica de Textiles” de Fundabem dará empleo a ocho personas

Firma del convenio de colaboración entre la Fundación Alma Tecnológica y Fundabem. Foto: Fundación Alma Tecnológica

La Fundación Alma Tecnológica apoyará el proyecto de recogida y reciclado de ropa usada de la Fundación Abulense por el Empleo (Fundabem), que creará ocho puestos de trabajo por personas de capacidades diferentes.

La Fundación Alma Tecnológica, junto con Fundabem, ha puesto en marcha un proyecto de recogida de residuos textiles en la provincia de Ávila para contribuir al cuidado del medio ambiente en un plan de futuro económicamente sostenible.

 

El proyecto empresarial `Recogida ecológica de textiles’ se desarrollará a lo largo de toda la provincia de Ávila. Comenzará con la implantación de una red de contenedores de recogida selectiva y la adaptación de las instalaciones necesarias para la recepción, clasificación y empaquetado de la ropa depositada. Posteriormente se realizará también una campaña de sensibilización dirigida a los ayuntamientos por una gestión responsable de los residuos textiles.

 

Los puestos de trabajo que genere el proyecto, un total de ocho, serán realizados por personas con distintas discapacidades, principalmente intelectuales pero también físicas o sensoriales, para facilitar así su inserción laboral.

 

La iniciativa se extenderá por diferentes comarcas de la provincia abulense: Valle del  Alberche y Pinares, la comarca de la Moraña, la comarca del Tietar y Barco de Ávila- Piedrahita. Del mismo modo se buscará la colaboración con otras entidades culturales, económicas, públicas y del sector de atención a personas con distintas discapacidades.

 

Una de las alternativas planteadas para sacar mayor provecho a la ropa usada es la reutilización de las prendas que se encuentren en buen estado, tras el correspondiente proceso de higienización. Se estima que puede suponer un total del 63% del total de ropa recogida. Estas prendas irán destinadas a la venta en tiendas especializadas, y a bajo coste, así como a la venta al por mayor a distribuidores.

 

Por otra parte, las ropa en peor estado, pero cuyos tejidos pueden ser aprovechables, aproximadamente el 30% del total, deberán ser recicladas. El resto, no reciclable, un 7% del total, deberá ser gestionado como residuo industrial no peligroso.

 

Según el presidente de la fundación, Nicolás Redondo Terreros, el objetivo principal es de "facilitar la inserción de las personas con capacidades diferentes en el mercado laboral", ha dicho en la firma del convenio entre ambas partes.

 

 "La creación de microempresas es una excelente forma de promover el empleo en los colectivos desfavorecidos y evitar activamente su discriminación laboral", ha explicado.

 

Redondo Terreros ha dicho que "es responsabilidad de todos contribuir a la generación de empleo accesible y de calidad para estos personas con capacidades diferentes".

 

La ropa recogida se reutilizará en un 63% para venta en tiendas especializadas y al por mayor a distribuidores, mientras que el 30% se reciclará y el 7 por ciento se gestionará como residuo industrial no peligroso.

 

Según García, el proyecto "contribuye al cuidado del medio ambiente en un plan de futuro económicamente sostenible".