El programa de cría de lince en cautividad prevé 18 parejas y entre 14 y 32 animales para su liberación en 2014

No es necesario obtener ejemplares para reposición por encontrarse los resultados reproductivos "marcadamente por encima de lo esperado"


SEVILLA, 20 (EUROPA PRESS)

El programa de conservación 'Ex Situ' del lince ibérico en España y Portugal, para la cría en cautividad de esta especie protegida, se marca como objetivo para esta temporada 2014 de cría el establecimiento de 18 parejas y obtener una cifra aproximada de entre 14 y 32 ejemplares adecuadamente preparados para ser liberados al medio natural.

Según los datos recabados por Europa Press, estas cifras surgen en base a los parámetros reproductivos registrados en el programa en anteriores campañas. Las parejas establecidas responden a un cuidado manejo genético con el objetivo de garantizar la mayor diversidad y variabilidad genética de las camadas resultantes.

Hasta la fecha, han copulado seis parejas de las 18 establecidas, teniendo todas ellas la primera cópula establecida en el presente mes de enero y, por tanto, con fecha estimada de parto para la primera quincena de marzo en la práctica totalidad de los casos. Cuatro de las parejas se encuentran en el Centro Nacional de Reproduçao de Lince Ibérico de Silves (Portugal), una en Zarza de Granadilla (Cáceres) y otra en El Acebuche, en Doñana (Huelva).

En la pasada temporada reproductora de 2013, el programa 'Ex Situ' estableció 23 parejas reproductoras en base a la estimación de ejemplares necesarios para liberación, así como a las necesidades de reposición de ejemplares en el propio programa. De las 23 parejas establecidas, finalmente 18 dieron lugar al nacimiento de 53 cachorros, 44 de los cuales han salido adelante. La casi totalidad de estos animales se encuentra ahora en preparación para su liberación en 2014 en el marco del Programa LIFE+Iberlince en la Península Ibérica.

El programa de conservación se encuentra en estos momentos en su máxima capacidad de carga debido a la obtención de resultados reproductivos "marcadamente por encima de lo esperado" en los últimos dos años, por lo que no se considera necesario obtener animales para reposición en 2014.

Así, teniendo en cuenta las recomendaciones de las diferentes administraciones, se ha decidido asumir una actitud prudente para esta temporada de cría, debido a una dificultad actual de los centros para acomodar más ejemplares y con el fin de poder garantizar su preparación idónea para la liberación al medio natural. Por otro lado, la situación actual de las poblaciones ibéricas de conejo de monte, que enfrentan un brote de una nueva cepa de la enfermedad hemorrágico-vírica, recomiendan "prudencia" a la hora de emparejar animales en 2014.