El Procurador del Común investiga la aprobación del reglamento del Centro Infantas

Tras la denuncia realizada el pasado mes de junio por la Federación de Servicios Públicos de UGT.

El Procurador del Común ha abierto una investigación tras ver indicios de irregularidades en la aprobación por el Pleno de la Diputación de Ávila del nuevo reglamento del Centro Residencial Infantas Elena y Cristina, según ha comunicado la Federación de Servicios Públicos de UGT, quien denunciará esta situación en el pasado mes de junio.

 

El sindicato recuerda que este reglamento se aprobó prescindiendo de información pública y negando la posibilidad de que los interesados pudieran hacer alegaciones a las modificaciones presentadas de oficio y fuera de plazo por la Jefa de los Servicios Sociales, la cual, apuntan, "ocupa dicho puesto de forma ilegal hasta que la Diputación ejecute la sentencia de apelación 114/16 del TSJ de Castilla y León (24/06/16) que anula su nombramiento por desviación de poder de la presidencia de la Diputación".

 

Así, tras la denuncia de UGT el Procurador del Común les ha comunicado que inicia las investigaciones pertinentes ante la Diputación y que, de igual manera, abre un nuevo expediente de queja por la paralización de los ingresos en el Centro residencial.

 

Desde la FSP apuntan que este reglamento se aprobó, en teoría, para establecer un nuevo sistema de ingresos en el Centro y, "durante toda su tramitación, de forma inexplicable, se paralizaron los ingresos sin hacer caso alguno a las voces que indicaban a la Corporación que en tanto no se apruebe una norma sigue en vigor la precedente. Esto ha causado un daño irreparable a cuantas personas estaban en lista de espera/reserva para cubrir las vacantes que durante este periodo se han producido y, aún hoy, ya aprobado el nuevo Reglamento, hay plazas sin cubrir, a pesar de existir una importante lista de espera".

 

Aseguran que esta situación resulta "inaceptable e indignante para todos los profesionales del Centro, puesto que se está produciendo un auténtico despilfarro de los recursos públicos destinados a un segmento de la población muy vulnerable: las personas mayores, máxime cuando en el centro siguen sin abrirse las unidades de convalecencia y convivencia a pesar de que el personal del Centro recibió formación en 2015 para su puesta en marcha".

 

En este sentido, critican que la Diputación "se resiste a abrir la Unidad de Convalecencia, compromiso adquirido con la Junta de Castilla yLeón, aun después de realizar las obras de adecuación de la Sala 3 del Pabellón 1 del Centro Residencial". Recuerdan que la Junta autorizó en Ávila 15 plazas, 5 están ya funcionando en la Residencia de Mayores de la C/ Rufino Martín, y el resto están pendientes de su apertura por la Diputación.

 

Señalan que otro tanto ocurre con dos Unidades de Convivencia. La Corporación se adhirió al Nuevo Sistema de Atención a Mayores de la Junta (antes 'enMicasa') y se iniciaron las obras el año pasado, con el cierre de los pasillos que llevan a su ubicación (Pabellón 5), pero "la Diputación viene retrasando las obras de adecuación y su puesta en marcha".