El Procurador del Común da la razón al Ayuntamiento de Solosancho en el asunto de la antena de telefonía móvil

Esquema de la distancia de la antena de Solosancho a diferentes puntos

Según el Procurador del Común de Castilla y León, una vez revisada toda la documentación no se detecta ningún tipo de irregularidad achacable a la actuación del Ayuntamiento de Solosancho y, en consecuencia, procede al archivo del expediente

El Alcalde de Solosancho, Benito Zazo Núñez, ha hecho público hoy el contenido de un escrito del Procurador del Común de Castilla y León, remitido al Ayuntamiento de Solosancho, en el que ratifica lo que el propio Alcalde ha venido defendiendo contundentemente y de forma reiterada desde hace más de un año y medio: que el Ayuntamiento de Solosancho ha actuado en todo momento de forma rigurosa y siempre conforme a la legalidad en el asunto relativo a la instalación de una estación base de telefonía móvil de la empresa Vodafone en suelo rústico de este municipio abulense.

En dicho escrito, la adjunta al Procurador del Común comunica que “una vez analizado el motivo de la queja, no se detecta en los hechos que en la misma se exponen ningún tipo de irregularidad achacable a la actuación de esa Administración [el Ayuntamiento de Solosancho] que requiera una decisión supervisora del Procurador del Común de Castilla y León. En consecuencia, se procede al archivo del expediente”, a la vez que agradece sinceramente la información facilitada y la colaboración prestada por este Ayuntamiento.

El Alcalde de Solosancho ha mostrado su satisfacción por el hecho de que haya sido precisamente el Procurador del Común el que, después de haber fiscalizado íntegramente todo el procedimiento administrativo, haya ratificado la rectitud de la actuación del Ayuntamiento, dado que ha sido esta misma institución autonómica la que ha sacado a la luz las irregularidades e ilegalidades cometidas en algún otro caso de antenas de telefonía móvil en la provincia de Ávila.

Según ha recordado el Primer Edil de Solosancho, “todo comenzó en enero de 2011 cuando un vecino de la localidad, al que se unieron después varias asociaciones de fuera del municipio y algunos vecinos del pueblo, decidió generar una polémica totalmente artificiosa y falaz contra el Ayuntamiento de Solosancho en torno a una serie de informaciones falsas e incluso insidiosas que este vecino difundió entre el vecindario y entre los medios de comunicación,” y ha relacionado estas actuaciones con el hecho de que tan solo cuatro meses después iban a tener lugar las elecciones municipales de 2011, “por lo que se deduce también una clara intencionalidad electoralista en esta falsa polémica”, ha añadido Benito Zazo.

El Alcalde ha denunciado cómo desde enero de 2011 hasta hace tan solo unos meses ha tenido que soportar presiones, insidias e incluso insultos debido a este asunto, y ha recordado cómo no solo no se ha dejado intimidar por ello sino que ha tenido que salir al paso en los medios de comunicación en diversas ocasiones frente a las acusaciones, falsedades e insidias que dicho vecino ha vertido durante todo este tiempo contra el Ayuntamiento de Solosancho, en una situación en la que “hemos tenido que demostrar nuestra inocencia respecto de esta actuación administrativa, dado que se estaba difundiendo una anómala situación de presunción de culpabilidad contra el Ayuntamiento”, se ha lamentado Benito Zazo.

En este sentido Benito Zazo ha vuelto a reiterar una vez más que todos los informes de las administraciones y organismos que han intervenido en el procedimiento administrativo relativo a la instalación de esta estación base de telefonía han sido favorables, desmontando punto por punto todas las afirmaciones falsas difundidas por dicho vecino. Así, con el fin de que se sepa la verdad sobre algunas de las informaciones difundidas, el Alcalde ha precisado que la estación base de telefonía móvil a instalar se encuentra a varios kilómetros del Castro de Ulaca y de la Sierra de la Paramera, en terreno rústico fuera del casco urbano y a bastante distancia del Colegio Público de la localidad (363,98 metros), de la Guardería Municipal (423,70 m) o del Consultorio Médico (602,49 m), y en todo caso dicha antena está más alejada de la vivienda más próxima (167,10 m en línea recta) que cualquiera de las decenas de instalaciones similares que cualquiera puede observar en los tejados de los bloques de viviendas de Ávila o de cualquier otra ciudad de España, o incluso que la antena instalada en el centro del pueblo por Telefónica desde hace años sin que nunca jamás este ciudadano mostrara la más mínima queja o denuncia. La ubicación ha sido elegida en función de criterios estrictamente técnicos con el fin de dar la máxima cobertura. Por otro lado, según la información que se ha hecho llegar al Ayuntamiento de Solosancho por parte de la Federación de Municipios y Provincias de España junto con el Ministerio de Sanidad y el Ministerio de Industria, en la actualidad hay unanimidad entre la Organización Mundial de la Salud, los Comités Científicos y las Autoridades Sanitarias de los países más desarrollados a la hora de afirmar rotundamente que no hay ninguna evidencia de que las antenas tanto de telefonía móvil como de radio o televisión produzcan cáncer, e incluso van más allá: hasta la fecha no se ha encontrado ninguna evidencia científica de que la emisión radioeléctrica asociada a las antenas y dentro de los límites de emisión establecidos por la legislación provoque efectos perjudiciales para la salud.

El Primer Edil de Solosancho ha aseverado categóricamente que las autoridades “deben cumplir y hacer cumplir la ley, por encima de opiniones, gustos o preferencias personales, y es lo que hemos hecho en todo momento en este caso al igual que en cualquier otro procedimiento administrativo”. Es por ello que el Ayuntamiento finalmente, en marzo del presente año, una vez concluida la preceptiva tramitación administrativa y a la vista de todos los informes y demás documentación, concedió licencia de obras y ambiental a la empresa Vodafone para la instalación de la mencionada estación base de telefonía móvil, cumpliendo rigurosamente no sólo con toda la tramitación administrativa que marca la legislación, sino que además ha existido una absoluta claridad y transparencia en todo el proceso, según Benito Zazo, poniendo como ejemplo que el Ayuntamiento no sólo ha remitido al Procurador del Común todo el expediente y toda la información requerida por éste, sino que incluso el vecino denunciante,  ha revisado personalmente el correspondiente expediente en las dependencias municipales hasta en tres ocasiones en el último año y medio, al igual que el portavoz de la oposición que también ha revisado la documentación en al menos una ocasión.

En otro orden de cosas, el Alcalde de Solosancho ha puesto de manifiesto que, como ya informó en su día, la única irregularidad que ha existido en todo este asunto la cometió la propia empresa promotora de la instalación, dado que ésta comenzó las obras antes de concluir el proceso administrativo por lo que el Ayuntamiento, justo el mismo día en que comenzaron dichas obras, no sólo paralizó las mismas sino que además abrió un expediente sancionador contra la empresa Vodafone que concluyó con la imposición de una sanción económica de 5.500 euros que dicha empresa abonó al Ayuntamiento el 02/03/2012.

Finalmente Benito Zazo Núñez ha destacado rotundamente que al frente del Ayuntamiento de Solosancho siempre ha defendido y defenderá los intereses generales del municipio y su desarrollo, garantizando al mismo tiempo tanto la salud y seguridad de las personas como la salud ambiental de su término municipal: “nadie puede tener más interés en ello que yo mismo, ya que no sólo soy Alcalde del municipio, sino que mi lugar de residencia cotidiana así como de mi familia, amigos y vecinos”, ha concluido.