El Príncipe regresa a la noche de Palma con sus amigos

El Príncipe llegó el viernes a la isla de Palma de Mallorca para pasar unos días, aunque esta en solitario. 

Muchos han sido los comentarios y las críticas en torno a que si la Familia Real no va mucho a Palma de Mallorca, que si cada uno hace el verano por su cuenta y ya no hay casi presencia de la Familia.

 

Ahora sin poder regatear casi ninguno, y con la decisión de haber devuelto el Fortuna por la crisis y  así reducir gastos, más el fuerte impacto que ha supuesto en la isla mallorquina, el Caso Noos, todavía hacía presagiar más la inexistente presencia de la Familia Real en Palma de Mallorca.

 

Pero el heredero a la Corona, sabiendo cual es su papel, está decidido a hacer acto de presencia en Palma y que se sepa que esta allí, como siempre.

 

Así, Felipe, llegó el mismo viernes a Palma y salió, como en los viejos tiempos cuando se pasaba largas temporadas allí. Como cuando era joven. Al día siguiente acompañaría a Mariano Rajoy y a los ministros exteriores de la Unión Europea.

 

Tal y como relata el diario Ultima Hora, el Príncipe fue a cenar a uno de los sitios mas típicos de Palma Mimo's donde su dueño conoce perfectamente los gustos del Príncipe. No se decanto por platos excesivamente preparados, como relata el diario, si no por una selección de pintxos y montaditos.

 

Y luego se fue a Café Amarre un sitio donde se reúne la gente de la nuit de Palma, como ha podido saber Ultima hora. Este emblemático lugar, se encuentra al lado de Calanova muy cerca de Marivent. El heredero se presentó por sorpresa, sin avisar a nadie, y ante el asombro de los presentes. Pero la llegada de Felipe no sorprendió a los atónitos sino también a su dueño, Juan Gomis, que no se esperaba tan majestuosa presencia.