El Príncipe dice que el Rey está "muy bien" aunque deseando abandonar el hospital

Las Infantas Sofía y Leonor, acompañados de sus padres los Príncipes de Asturias, han visitado esta tarde al Rey en el Hospital Universitario Quirón, donde el monarca evolucionada de forma satisfactoria de su última operación de cadera. Las infantas, al ser preguntadas por la prensa, han admitido no haber podido llevarle un dibujo a su abuelo como sí han hecho otras veces por falta de tiempo.

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)



"No nos ha dado tiempo", han admitido las hijas de los Príncipes de Asturias a las puertas del hospital al ser preguntadas por los periodistas sobre si les habían llevado un dibujo al Monarca.

Las Infantas han acudido la tarde de este viernes junto a sus padres, los Príncipes de Asturias, la Reina Sofía y la Infanta Elena a visitar al Rey, que evoluciona de forma satisfactoria tras su última operación de cadera realizada este jueves.

A las puertas del centro hospitalario tras la visita, el Príncipe Felipe ha señalado que ha encontrado al Rey con "buen color" y "con hambre", aunque todavía no ha podido levantarse, y ha indicado que está "muy bien" tras su operación de cadera, aunque deseando abandonar el centro hospitalario.

El mismo día en que se cumplen 38 años de la proclamación de Don Juan Carlos como Rey de España, el jefe del Estado ha recibido esta tarde la visita de sus más allegados.

Primero ha llegado la Reina --que ya estuvo ayer en el centro siguiendo la evolución de la operación--, seguida pocos minutos después de la Infanta Elena y, a continuación, por los Príncipes de Asturias con sus hijas.

Todos han coincidido en la habitación del Rey un rato, hasta que la Infanta Elena ha sido la primera en abandonar el hospital, poco antes de las seis de la tarde. Poco después, eran los Príncipes y las Infantas Leonor y Sofía quienes abandonaban el hospital.

Hace justo un año, cuando el Rey fue operado por vez primera de la cadera izquierda, la Familia Real al completo, con los duques de Palma incluidos, coincidieron en la habitación del monarca durante unos 45 minutos.

Aquella visita fue interpretada por parte de la opinión pública como una especie de perdón al duque, lo que obligó a Zarzuela a eliminar semanas después a Urdangarin de la página web de la institución, para marcar así una mayor distancia con el marido de la Infanta.

En las dos intervenciones anteriores del monarca --la de columna de marzo y la de cadera de septiembre pasado-- la hija menor del Rey también acudió a visitar a su padre, aunque ya sin su marido. Sin embargo, la Infanta no llegó a coincidir nunca con los Príncipes de Asturias.

Nada se sabe sobre las intenciones de Doña Cristina tras esta operación, aunque es altamente improbable que, si viaja a Madrid desde Suiza, coincida públicamente en algún momento con los Príncipes.