El presidente de Urbasa Global niega todas las acusaciones en su juicio por estafa y malversación

José Andrés Fernández junto a su abogado, a la salida de los juzgados. / Foto: Antonio S. Sánchez

El presidente de Urbasa Global Brands, José Andrés Fernández, ha comparecido hoy antes el juez del Juzgado de Instrucción número 1 de Ávila, donde se le ha tomado declaración por la denuncia interpuesta por la Junta de Castilla y León que le acusa de estafa y de malversación de fondos públicos, en un juicio a puerta cerrada en el que ha dicho que se trata de un “tema político” y en el que ha contestado “escurriendo el bulto”.

Desde el Comité de Empresa de Elgorriaga han explicado que, en la toma de declaración, José Andrés Fernández ha negado todas las acusaciones que se le imputan, “como suele pasar en estos casos”, apuntan, y “no ha contestado nada”, sino que, ante todas las preguntas formuladas desde las distintas partes “ha dicho que no ha hecho nada, que no sabía nada, que no se había enterado y que no tenía nada que decir”, han explicado.

 

Además, desde el Comité han destacado que, según los abogados, en varios casos “ha contestado con respuestas incongruentes, escurriendo el bulto”, y han puesto como ejemplo que “cuando le han preguntado acerca de si se dio de alta a su mujer en el departamento de marketing, aunque nunca apareció por la empresa, él ha respondido que su mujer hace unas croquetas muy buenas”.

 

Desde los sindicatos sí han apuntado que en el momento de negar las acusaciones, Fernández ha dicho que “la Junta de Castilla y León no tiene razón” y que ha acusado de que “es un tema político” en las que “se han involucrado otras empresas contra la suya”, pero “en ningún momento ha explicado el porqué de esas acusaciones”.

 

José Andrés Fernández está acusado de haber desviado parte del dinero procedente de las ayudas públicas de dos millones de euros concedidas en 2012 desde el Gobierno regional para el mantenimiento de la actividad productiva de la empresa, una situación en la que podría incurrir en delitos de administración fraudulenta y presunta estafa.

 

El juicio, en el que sólo ha comparecido Fernández, se ha celebrado a puerta cerrada y sólo han podido entrar los cinco abogados, por la acusación tres de cada uno de los sindicatos presentes en la factoría –UGT, CGT y CSI-CSIF- y el abogado de la Junta de Castilla y León, además el abogado de la defensa.

 

En cuanto a la situación actual de la factoría, la presidenta del Comité, Petri Palomo, ha señalado que “el calendario de pago de momento se va cumpliendo, ahora hemos cobrado el 50 por ciento del mes de febrero, y seguimos trabajando, esta semana a dos turnos”.