El presidente de la patronal burgalesa considera "demencial" que un impuesto provoque el cierre de la central

El presidente de la Confederación de Asociaciones Empresariales (FAE) de Burgos, Miguel Ángel Benavente, ha mostrado este viernes su preocupación por la situación de la central nuclear burgalesa de Santa María de Garoña, puesto que considera "demencial" que un impuesto pueda provocar su cierre anticipado.
BURGOS, 21 (EUROPA PRESS)



"Todos apostamos por ella porque fue un capricho político el cierre", ha aseverado Benavente en declaraciones recogidas por Europa Press, antes de añadir que "lo que sería demencial es que una actividad empresarial no sea posible por el afán recaudatorio del Gobierno".

Ante la coyuntura actual de la central, ha insistido en que lo "lógico" sería que la empresa Nuclenor, propietaria de la planta nuclear, mostrase su cuenta de explotación antes y después del nuevo gravamen, recogido en la Ley de Medidas Fiscales para la Sostenibilidad Energética, con el objetivo de conocer su repercusión.

Si el resultado fuese inviable para la empresa, ha señalado que habría que entender la postura de Nuclenor, puesto que se trataría de una decisión empresarial, basada en la obtención de beneficios.