El Presidente de la OMC: "Nadie puede prohibir atender a un enfermo, sea blanco, negro o amarillo"

El Consejero de Sanidad reconoce que al Real Decreto le queda "recorrido" pero comprende la "urgencia" del Gobierno
El presidente de la Organización Médica Colegial (OMC) de España, Juan José Rodríguez Sendín, ha asegurado este jueves en Valladolid, en relación a la decisión del Ministerio de Sanidad de retirar la tarjeta sanitaria a los extranjeros en situación irregular, que "nadie puede prohibir" a los profesionales "atender a un enfermo, sea blanco, negro o amarillo".

Durante la presentación del nuevo Código Deontológico para la profesión, celebrada en la Facultad de Medicina de la Universidad de Valladolid, Rodríguez Sendín ha considerado que el Real Decreto aprobado por el Gobierno "se ha hecho deprisa" y "no se han tenido en cuenta algunas cosas", como "qué hacer con un paciente que reclama atención médica y no tiene la tarjeta sanitaria".

Ante esto, el presidente de los médicos españoles ha afirmado taxativamente que en virtud del citado Código "hay que atenderlo", de lo contrario "se incurriría en una falta sancionable". "Bajo ningún concepto se puede negar la atención a un enfermo, independientemente de que luego se le pase una factura por ello".

Durante la presentación ha estado también presenta el consejero de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado, quien ha reconocido que al Real Decreto le queda "recorrido" y que "habrá que desarrollar algunas cosas que en él sólo se definen", pero ha mostrado su comprensión ante la "urgencia" del Gobierno por la "difícil situación" que vive España.

Asimismo, ha pedido que se busque "el mayor consenso posible" y ha reiterado su apuesta porque, en el caso de los pacientes que deberán sufragar una parte del transporte sanitario, "se tenga en cuenta a los que sufren determinadas enfermedades" o que se diferencie "entre aquellos que tienen que desplazarse dentro de una ciudad y los que lo hacen desde el medio rural".

Código deontológico
Por lo que se refiere al propio Código Deontológico, el presidente de la Comisión Deontológica del Colegio de Médicos de Valladolid, Juan Carlos Martín Escudero, ha destacado que se trata de un conjunto de normas "autoimpuestas por encima del mínimo legal" para "buscar la excelencia".

Al hilo de esto, Rodríguez Sendín ha señalado como las principales novedades con respecto al anterior Código, que data de 1999, la inclusión de cinco nuevos capítulos o la ampliación de otros, "sobre todo en lo relativo al dopaje". Sin embargo, ha reconocido algunas cuestiones "por resolver" como "la objeción de conciencia o el final de la vida".