El presidente de la Diputación destaca la política de atención a los municipios sin recurrir al endeudamiento

Esta línea ha quedado fijada en los presupuestos recientemente aprobados para 2014, en los que se incluye un plan extraordinario de inversiones para los ayuntamientos, con 4,4 millones de euros, que es el doble que el año anterior, y se mantienen dos millones para el fomento del empleo en el ámbito rural.

El presidente de la Diputación de Ávila, Agustín González, ha subrayado la situación de la economía de la institución provincial, que no debe recurrir al endeudamiento y que a la vez "tiene a los ayuntamientos perfectamente atendidos".

 

   "La política de reducir el endeudamiento motiva que podamos hacer presupuestos reales sin necesidad de ir al endeudamiento, a expensas del remanente de tesorería y del ahorro en 2013, que podemos aplicarlo al empleo y a otras inversiones", ha señalado González, al tiempo que ha incluido en este destino "a necesidades sociales para que nadie quede desatendido".

 

   Esta línea ha quedado fijada en los presupuestos recientemente aprobados para 2014, en los que se incluye un plan extraordinario de inversiones para los ayuntamientos, con 4,4 millones de euros, que es el doble que el año anterior, y se mantienen dos millones para el fomento del empleo en el ámbito rural.

 

   El endeudamiento "se sigue reduciendo" en más del doce por ciento, lo que deja la deuda por debajo del 40 por ciento de lo permitido, con lo que de los 22 millones de carga actual, está previsto acabar el año con menos de 19 millones.

 

   Facilitar ayuda económica a los municipios para gasto corriente y obras de interés son los propósitos del apoyo de la Diputación, sobre todo destinado al funcionamiento de los servicios, porque "hay que entender que las grandes están hechas, ya que no es como hace años, cuando partían de la nada".

 

   Por otra parte, y respecto a la aplicación de la reforma local del Gobierno y de la Ley de Ordenación Territorial de la Junta, González cree que "hasta no se crucen" ambas normas "habrá detalles de obligado cumplimiento que no se puedan perfilar", por si alguno "entra en competencia con la ley estatal".

 

   Otro efecto es la agrupación voluntaria de municipios "de cara a compartir gastos de gestión administrativa o de servicios que mancomunados saldrán más baratos",  que González que cree que "irá muy lenta".

 

   De cara al año que comienza, González ha destacado, por otra parte, la política de apoyo a proyectos agroalimentarios de la Diputación a través de la marca colectiva Ávila Auténtica, ya que "por libre no pueden llegar" a grandes mercados, mientras que de este modo los productores "tienen el paraguas para atraer nuevos clientes".