El presidente de la Diputación destaca el papel de las pizarras visigonas de Diego Álvaro en el origen del castellano

 Jesús Manuel Sánchez Cabrera en la inauguración del monumento a las pizarras visigodas de Diego Álvaro

El presidente de la Diputación de Ávila, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, inauguró en la tarde de ayer en Diego del Carpio el monumento a las pizarras visigodas de Diego Álvaro, obra del escultor local Benedicto Martín.

 

Se trata de una réplica en piedra natural de la pizarra número 40, suspendida en una columna románica, situada en la plaza del Ayuntamiento.

 

En su intervención, Sánchez Cabrera incidió en la importancia de las pizarras halladas en la provincia, que situarían a la provincia abulense “entre los espacios que propiciaron el nacimiento del castellano”. Y es que, como destacó el presidente de la Institución provincial, se trata de un hallazgo que, a diferencia de lo que ocurre con las glosas que son básicamente palabras sueltas o frases cortas, son textos completos con alfabetos, salmos, repartos de tierras, de trigo, ventas, declaraciones judiciales, lista de alimentos o relaciones de ganado.

 

Asimismo, recordó las palabras de Dámaso Alonso, director de la Real Academia Española entre 1968 y 1982,  que llegó a decir que en estos textos se encuentran “los primeros vagidos del castellano”.

 

Las pizarras visigodas de Diego Álvaro, de entre los siglos VI al VIII, fueron descubiertas en 1945 en la dehesa ‘El Castillo’ por un vecino de Diego Álvaro, Arsenio Gutiérrez Palacios. Hoy se encuentran depositadas en el Museo Provincial de Ávila.