“El precio del agua subirá más de un 100% en algunas localidades del Valle del Tiétar”

Tomás Blanco ha mostrado su “rechazo a la subida del precio por el servicio de depuración de aguas que tendrá lugar próximamente en municipios del valle del Tiétar como La Adrada, Casillas, Sotillo o Santa María del Tiétar”.

 El secretario general del PSOE de Ávila se reúne con los portavoces socialistas de varios municipios del Tiétar afectados por el convenio al que obliga la Junta para la construcción de una EDAR

 

Tomás Blanco ha mostrado su “rechazo a la subida del precio por el servicio de depuración de aguas que tendrá lugar próximamente en municipios del valle del Tiétar como La Adrada, Casillas, Sotillo o Santa María del Tiétar”. 

 

“En estas localidades está proyectada la construcción, puesta en marcha y explotación de una estación de aguas residuales para la que la Junta de Castilla y León obliga a firmar un convenio con la Sociedad Pública de Medio Ambiente de Castilla y León, por un plazo de 25 años. A nuestro juicio, esta obligatoriedad ya supone un agravio para los municipios implicados. Sin embargo, lo más sangrante que el Ejecutivo autonómico pretende, en este caso, es que los Ayuntamientos aporten el 20% del importe presupuestado, lo que supone que los vecinos verán repercutidos en sus recibos el coste asumido por sus consistorios”. 

 

Para Tomás Blanco, quien ha mantenido una reunión con los socialistas de los pueblos afectados, “esta es una muestra más de la escasa preocupación del PP por la provincia de Ávila y un ejemplo de cómo se quiere condenar a los vecinos de las zonas rurales, que verán cómo se incrementa su recibo, sólo en el término fijo por la prestación del servicio en una media de 20 euros al año. En algunas localidades, esta cifra será incluso superior y a ella, hay que sumar el coste por metro cúbico depurado”. 

 

“Es decir, la Junta de Castilla y León con su forma de gestionar este tipo de proyectos, gravará a los ciudadanos con una tasa de más de 20 euros anuales, que se revisarán cada año. Para los socialistas, esto es una injusticia ya que supone una subida de más del 100% del precio del agua, y nos oponemos frontalmente a ella, igual que nos negamos a la privatización del servicio a través de empresas concesionarias de dudoso pasado”, ha señalado el secretario general de los socialistas.