El precio de la vivienda cayó más de un 13% en 2012 y acumula un descenso del 30%, según

VIVIENDA, PISOS, COMPRA
Las compraventas de viviendas caen en general, pero repuntan las adquisiciones por parte de empresas y extranjeros


MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

El precio de la vivienda en España descendió más de un 13% en 2012, con lo que profundizó aún más su caída respecto a los años 2011 (-10,5%) y 2010 (-6,6%). De esta forma, los pisos acumulan ya un ajuste de alrededor del 30% desde sus niveles máximos, en el primer trimestre de 2008.

Así lo refleja el Anuario 2012 de la Estadística Registral Inmobiliaria del Colegio de Registradores de la Propiedad, en el que se calcula que las compraventas de inmuebles descendieron un 10,6% durante el pasado año --un -10,5% en vivienda libre y un -10,7% en usada--, hasta las 330.750 operaciones.

Según los registradores, "las novedades fiscales --fin de la deducción por compra y subida del IVA desde enero de 2013-- no han modificado la tendencia de fondo de años pasados".

En este contexto, estas compraventas se repartieron prácticamente a partes iguales entre vivienda nueva (49,9%) y usada (50,08%). Respecto a la porción de inmuebles nuevos, el 43,1% de las compraventas fueron de viviendas libres, mientras que el 6,78% correspondió a protegidas (VPO).

MÁS COMPRAS DE EXTRANJEROS Y PERSONAS JURÍDICAS.

El 18,6% de las compras de viviendas registradas fueron realizadas por personas jurídicas, frente al 81,3%, que correspondieron a personas particulares, lo que supone un importante incremento del peso relativo de las compras por parte de personas jurídicas respecto a años anteriores. Así, este porcentaje fue del 6,5% en 2010.

Por nacionalidad del comprador, el 8,12% de las compras inscritas en España durante 2012 correspondieron a ciudadanos extranjeros, un 6% más que en 2011. Se trata del resultado más elevado de los últimos cinco años, próximo al alcanzado en 2007 (8,2%), aunque con un perfil de comprador extranjero diferente, con una finalidad más turística.

Por ello, las comunidades autónomas costeras han sido las que han alcanzado un mayor peso relativo de compras de viviendas por parte de extranjeros: Baleares (24,95%), Canarias (22,11%), Comunidad Valenciana (18,01%), Murcia (11,24%), Cataluña (9,34%) y Andalucía (8,86%).

Estas compras se repartieron entre británicos (16,6% del total), franceses (9,9%), rusos (9,6%), alemanes (7,9%), belgas (6,5%), noruegos (5,7%), italianos (4,9%) y suecos (4,6%).

Por tipología, los que más se decantan por la compra de viviendas nuevas son los holandeses (58,6% del total de sus adquisiciones), rusos (56,8%), suecos (54,6%), belgas (52,9%), noruegos (52,8%) y británicos (52,1%). Por el contrario, apuestan más por la vivienda usada los argelinos (70,4%), marroquíes (64,8%) y chinos (64,5%).

EL IMPORTE DE LAS HIPOTECAS EN NIVELES DE 2003.

En 2012, el importe medio de las hipotecas se situó en 105.421 euros, un 9,7% menos que un año antes, situándose ya en niveles de 2003, mientras que el tipo de interés medio de los nuevos créditos fue del 4,08%, incrementándose con respecto a los dos últimos años (3,72% en 2011, 3,37% en 2010) a pesar de las importantes reducciones del Euríbor.

Los registradores señalan al respecto que "el aumento de los diferenciales aplicados por las entidades financieras está provocando este distinto comportamiento".

Por otro lado, el 73,30% de la financiación hipotecaria se ha destinado a vivienda, seguida de terrenos no edificados con el 9,83%, locales comerciales con el 8,75%, naves industriales con el 4,11%, garajes y trasteros con el 2,48% y bienes inmuebles rústicos con el 1,53%.

SUPERFICIE MEDIA Y PERMANENCIA EN LA VIVIENDA.

El anuario registral precisa también que la distribución de compraventas de vivienda según su superficie media mantiene los valores estructurales de años pasados.

Los pisos de mayor superficie (más de 80 metros cuadrados) han alcanzado más del 50% del total de compraventas (50,80%), seguidos por el resto de agrupaciones de mayor a menor superficie media: pisos entre 60 y 80 metros cuadrados (28,96%), pisos entre 40 y 60 metros cuadrados (16,90%) y pisos con menos de 40 metros cuadrados (3,34%).

Asimismo, las viviendas usadas vendidas en 2012 se mantuvieron en manos de su propietario una media de 8 años y 355 días (8 años y 260 días en 2011), constatando la tendencia ascendente de los últimos años como consecuencia de la mayor dificultad de venta y el mayor peso de compraventa de vivienda como finalidad de uso, frente al perfil inversor del ciclo alcista.

El 68,24% de las compraventas del año 2012 estuvieron en manos de sus propietarios más de 5 años, frente al 64,74% de 2011 o el 49,74% de 2009. En el extremo opuesto se sitúan las compraventas de viviendas con menos de dos años de posesión, que alcanzó el 13,64% en 2012, frente al 22,5% de 2007. "En consecuencia, se constata la intensa minoración del componente inversor de vivienda en el mercado inmobiliario español", remachan los registadores.