El precio de la soja se ha disparado 40 euros por tonelada

Desde que comenzĂł el conflicto Argentina-EspaĂąa

La `Alianza por la Unidad del Campo´, que forman las organizaciones UPA y COAG, denuncian que las declaraciones desde el Gobierno tras el conflicto diplomåtico entre Argentina y Espaùa debido a la crisis de Repsol estå generando un efecto colateral como es el encarecimiento del precio de la soja en 40 euros/tonelada.

Nuestro paĂ­s tiene una dependencia absoluta de la soja importada y compra en torno a 4 millones de toneladas de harina de soja al aĂąo, de los que el 90 % del total viene de Argentina, y recordemos que este cultivo es la base fundamental de la alimentaciĂłn del ganado.

La consecuencia inmediata de las declaraciones beligerantes del Gobierno espaĂąol contra Argentina, y el anuncio de la posible cancelaciĂłn de las importaciones de soja del paĂ­s americano, estĂĄ sirviendo para que las grandes multinacionales y los operadores financieros se estĂŠn frotando las manos y encareciendo el precio de dicho producto, que es bĂĄsico para la ganaderĂ­a espaĂąola.

UPA y COAG exigen mĂĄxima cautela y prudencia al Gobierno espaĂąol porque cualquier declaraciĂłn fuera de lugar supone gravĂ­simos perjuicios a un sector especialmente castigado desde el punto de vista econĂłmico como es el ganadero. De hecho, desde que se han hecho declaraciones apelando a posibles represalias comerciales con el paĂ­s argentino respecto a paralizar las importaciones se ha disparado de forma imparable la cotizaciĂłn de la soja, lo que generarĂĄ precios inasumibles del pienso.

La Alianza por la Unidad del Campo lamenta profundamente que desde el Gobierno espaĂąol se estĂŠ dando la cara por una multinacional a costa de dejar de lado el interĂŠs de miles de ganaderos castellanos y leoneses, y espaĂąoles, sin analizar las consecuencias reales que esta alegre verborrea demagĂłgica acarrearĂĄ para nuestro paĂ­s, cada vez mĂĄs dependiente de las importaciones agroalimentarias.

UPA y COAG recuerdan al Ejecutivo central el momento actual tan grave que atraviesan los ganaderos con una crisis de precios galopante y con altĂ­simos costes de producciĂłn, a lo que hay que sumar este aĂąo la sequĂ­a, que genera un mayor consumo de piensos. El problema es aĂşn mayor si tenemos en cuenta que estamos en unos momentos en los que el precio de la soja es de 380 euros por tonelada en puerto, cuando semanas atrĂĄs cotizaba a 340 euros/tonelada.

Ambas organizaciones agrarias apelamos a la responsabilidad para que se deje de lado cualquier atisbo de populismo por parte del Gobierno espaĂąol, porque puede acarrear aĂşn mĂĄs perjuicios y provocar un efecto rebote perjudicando a un sector tan relevante como es el ganadero, del que viven miles de familias en el medio rural de nuestro paĂ­s.