El PRCAL pide que se reforme la ley electoral para la elección de las diputaciones

El Partido Regionalista de Castilla y Leónno apoya la reforma de la administración local ni el papel dado a las diputaciones, y considera que lo mínimo que debe hacer es reformar la ley electoral para que las diputaciones tengan un mandato respaldado por los ciudadanos a los que va a servir.

Para el PRCAL, con la situación legal actual el ciudadano del medio rural se convierte en un ciudadano de segunda o menor de edad, al pasar depender de las diputaciones muchos de los servicios que le van a prestar, "pero el peso democrático que tiene en la elección del gobierno de las diputaciones está mermado al elegirse estas también por los ciudadanos de las capitales y municipios grandes, cuando a estos las diputaciones no les van a gobernar", manifiestan.

 


La ley electoral vigente no se pensó en su día para que las diputaciones ejerciesen las competencias que la nueva ley local les otorga, por eso piden su reforma, "para que se asegure el principio democrático que un gobernó se elija por los gobernados y no por otros.
La elección de los diputados provinciales debiera ser directa y en listas abiertas, por los alcaldes y concejales al menos,aunque sería mejor por todos los ciudadanos de los municipios a los que les afecten. Si se dedican a municipios de menos de 20.000 habitantes, lo lógico es que los diputados elegibles y los votantes fueran de esa tipología poblacional. No pasaría así como pasa que puede haber un diputado provincial de un partido determinado (upyd en Burgos),que no tenga ni un sólo alcalde o concejal en pueblos de menos de 2.0000 habitantes, pues sus votos vienen de la capital de provincia. De este modo es imposible defender con democracia real los intereses del mundo rural", aseguran.
 

 

Para el Partido Regionalista de Castilla y León el medio rural y los pueblos de nuestra comunidad sólo pueden salir adelante si son sus habitantes quienes deciden su futuro.