El Prado, La Santa y el turismo de calidad

Artículo de opinión del Portavoz de UPyD en el Ayuntamiento de Ávila, Javier Cerrajero. 

En este caluroso verano de 2015, mi primer verano como concejal, además de las vacaciones y el descanso vuelve a aparecer el tema recurrente de la subsede del Museo del Prado. Adhesión a la plataforma 'El Prado en Ávila' de algún nuevo grupo político de esta legislatura por un lado y la no menos reiterada crítica de algunos de los ya existentes. Todos queremos que el Museo del Prado tenga su subsede en Ávila y me pregunto si esta vez sí se intentará dar el impulso definitivo o nos estarán mintiendo como desde hace años. 

 


De repente aparecen nuestros diputados nacionales del PP, y digo nuestros solo porque salieron elegidos por Ávila, los señores Sebastián González y Pablo Casado, reunidos para abordar este asunto con su colega de partido, el Ministro de Educación, Cultura y Deportes. Tengo que reconocer que en la  foto de esta reunión, publicada en los medios de comunicación, eché de menos a alguien: en concreto al suplente del senado, que curiosamente hace pocos meses era el alcalde de nuestra ciudad, Sr. García Nieto. Curioso que aparecen unos días más tarde de que conozcamos que nuestro actual Alcalde había pedido una entrevista con dicho ministro, algo que aplaudo porque hay que se incisivos, evitando el estado de hibernación continua de su predecesor, para pedir lo que es justo para nuestra ciudad. 

 


En mi opinión no se está diferenciando entre lo importante y lo vital. El Museo del Prado es importante para Ávila, pero el problema de las comunicaciones es vital. Hago una sugerencia a nuestro alcalde: cuando se desplace a Madrid a ver al Ministro Íñigo Méndez de Vigo, aproveche el viaje, por aquello de la austeridad y el ahorro, y vaya a visitar Dña. Ana Pastor, licenciada en medicina y cirugía, castellanoleonesa y Ministra de Fomento. Pregúntele cómo va nuestra conexión por autovía con Valladolid, la prometida desde años autovía a Toledo por Maqueda y por la reducción del número de trenes que sufre la estación de Ávila desde hace varios años. Si después de estas preguntas aun no está colorada, recuérdele el peaje abusivo de la AP-6 que padecemos y que nos tiene en una situación de desventaja continua con el resto de las provincias que limitan con Madrid, además de los problemas con los abonos transporte entre comunidades curiosamente del mismo signo político. Creo que esta es la diferencia entre lo importante y lo vital.

 


Leo estos días comentarios sobre Santa Teresa y el turismo y no salgo de mi asombro. Por un lado se puede leer "podemos estar celebrando La Santa eternamente, pero no va a durar toda la vida", o hablar de "turismo diesel" o incluso de "turismo de calidad". Debemos tener claro que Teresa de Ávila, que es como se la conoce en todo el mundo, es un referente religioso y cultural mundial; y si el V Centenario ha servido para entrar en una dinámica positiva de recepción de visitantes, bienvenido sea. Y sí, La Santa nos va a durar toda la vida.

 


Respecto al turismo, me gustaría que alguien me explicara cómo se clasifica. Por edad, por poder adquisitivo, por creencias religiosas, por signo político, por formación académica, por ser altos o bajos, de España o de otros países... ¡Que me lo expliquen! En mi opinión, como abulense y como concejal, cualquier turista que nos visita es de calidad; vienen a conocer nuestras costumbres, nuestra ciudad, gastronomía, historia,... Me resisto a catalogar a los que nos visitan. Y si alguien me puede explicar y clasificar el turismo, que lo haga también con la política; porque si hay turismo de calidad también habrá, supongo, política de calidad.