El PP tiene pendiente publicar en su web las declaraciones de renta de su cúpula que prometió en febrero de 2013

Floriano, Cospedal y Rajoy

Cospedal publicó en Castilla-La Mancha su declaración de actividades, bienes y rentas de 2012 y los parlamentarios ofrecieron datos de 2011

El PP tiene aún pendiente publicar en su página web las declaraciones de renta y patrimonio de su dirección nacional, una iniciativa a la que se comprometió en febrero de 2013 al hilo del llamado 'caso Bárcenas'. A pesar de que han transcurrido casi 20 meses, esta promesa sigue sin cumplirse, algo que en 'Génova' justifican alegando que los miembros de la cúpula son parlamentarios y todos ellos presentaron su declaración de bienes y actividades al recoger su acta (diciembre 2011).


Precisamente este jueves el PSOE ha dado a conocer las cuentas del partido y las declaraciones de rentas, bienes e intereses de los integrantes de su Ejecutiva, incluyendo la de su gerente, un movimiento con el que los socialistas dicen que se convierten en "el partido más transparente de España".

Al hilo del 'caso Bárcenas' el PP sí que hizo públicas en febrero del año pasado las cuentas de la formación desde el año 2008 al 2011, cuatro ejercicios que entonces no estaban auditados por el Tribunal de Cuentas. También ha publicado después sus cuentas de 2012 y 2013, ambas con superávit.

UN COMPROMISO AL HILO DEL 'CASO BÁRCENAS'

La publicación de los llamados 'papeles de Bárcenas' por el diario 'El País' a finales de enero, en los que figuraban supuestos pagos a buena parte de la cúpula del partido, incluyendo a Mariano Rajoy, provocó un auténtico terremoto en las filas populares, que se saldó con el anuncio del presidente del Gobierno de dar a conocer sus declaraciones de renta y patrimonio desde el año 2008.

Según estos datos fiscales, Rajoy, ingresó una retribución bruta de 1,39 millones de euros del PP entre 2003 y 2011. En 2012 percibió un total de 74.912 euros brutos por su cargo como presidente del Ejecutivo frente a los 239.084,89 euros que obtuvo del PP en 2011 como líder de la oposición.

Este compromiso que adquirió Rajoy el 2 de febrero de 2013 ante el Comité Ejecutivo del PP --y que cumplió siete días después colgando sus declaraciones en la web de Moncloa--, fue secundado por los presidentes autonómicos del PP y por sus líderes regionales. También la dirección nacional del partido se sumó a esta iniciativa de transparencia al hilo del llamado 'caso Bárcenas'.

Así, Cospedal dijo el 11 de febrero de 2013 que la cúpula del PP haría públicas sus declaraciones de renta en la web de la formación. Se le preguntó entonces desde qué años se publicarían esas declaraciones y precisó que se corresponderían "con los años en que cada una de las personas" que componen la cúpula del PP han formado parte del órgano de dirección.

Sin embargo, los datos fiscales de los miembros de la dirección nacional no se han 'colgado' aún en la página web del Partido Popular, a pesar de que ha transcurrido más de año y medio de aquella promesa.

Fuentes del PP justifican este retraso alegando que los miembros de la dirección (Carlos Floriano, Javier Arenas, Esteban González Pons, José Manuel Barreiro y Alfonso Alonso) son parlamentarios y han realizado la correspondiente declaración de bienes y actividades al recoger su acta a finales de 2011.

Los que sí que han publicado sus declaraciones de renta y patrimonio han sido los 'barones' del PP, como el valenciano Alberto Fabra; Ignacio González (Madrid), Luisa Fernanda Rudi (Aragón); Alberto Núñez Feijóo (Galicia); Juan Vicente Herrera (Castilla y León); José Ramón Bauzá (Baleares) o Ignacio Diego (Cantabria)

También la secretaria general del PP y presidenta de Castilla La Mancha divulgó en julio del año pasado su declaración de ingresos y bienes en el Diario Oficial de la región. En concreto, habría ingresado 61.263 euros netos en 2012, 97.126 euros menos que el año anterior, ya que en ese periodo solo percibió salario por su cargo como líder del Ejecutivo castellano-manchego, tal y como marca la legislación de la Comunidad Autónoma.