El PP solo añade dos votos al rechazo a las enmiendas de totalidad de los Presupuestos

Aunque el PP goza de una mayoría absoluta suficientemente amplia para sacar adelante cualquier iniciativa, el Gobierno quería lograr un mayor respaldo político
El Pleno del Congreso de los Diputados ha rechazado, gracias a la mayoría absoluta del PP y con los dos votos de UPN y FAC, las diez enmiendas de totalidad contra el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2012 presentadas por otras tantas formaciones, por lo que las cuentas públicas para este ejercicio continuarán ahora con su tramitación parlamentaria.

Tras dos días de debate en el Plenario de la Cámara baja, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, no ha conseguido convencer a la mayoría de la oposición, que pedía la retirada del proyecto de ley, y ni siquiera los diputados de CiU, que hasta ahora habían respaldado con sus votos otras reformas como la laboral o la Ley de Estabilidad Presupuestaria, han dado un voto de confianza a las cuentas estatales.

Así, la negativa del Gobierno a incluir en los presupuestos algún tipo de compromiso con la deuda que la disposición adicional tercera del Estatut de Cataluña reconoce a la Generalitat y que asciende a 219 millones de euros, ha provocado el fracaso de los intentos del Ejecutivo por llegar a un acuerdo con los nacionalistas catalanes para lograr un mayor respaldo político a las cuentas de 2012.

Aunque el PP goza de una mayoría absoluta suficientemente amplia para sacar adelante cualquier iniciativa, el Gobierno quería lograr un mayor respaldo político, algo que finalmente no ha conseguido ya que sólo ha sumado los votos de Foro Asturias (FAC), escisión del PP, y de UPN, su socio electoral navarro en las generales del pasado noviembre.

En concreto, fueron 182 votos en contra de la devolución del proyecto al Gobierno y 156 a favor, más una abstención en el Grupo Popular que, según reconoció ante el Pleno Rafael Merino, la provocó él mismo al apretar por error el botón de su compañera Mercedes Fernández, que no estaba presente.

Continúa la tramitación
Así las cosas, tras las comparecencias de los altos cargos del Gobierno ante la Comisión de Presupuestos del Congreso y el debate de las enmiendas de totalidad, los grupos parlamentarios podrán presentar enmiendas parciales a las cuentas hasta las 14 horas de este viernes. Dado que este proyecto goza de prioridad sobre el resto de iniciativas, durante la semana del 8 al 10 de mayo estas propuestas de cambio se analizarán y votarán en la Comisión de Presupuestos.

Su dictamen se elevará al Pleno del Congreso que, entre el 22 y el 24 de mayo, debatirá y votará el texto del Gobierno junto con las enmiendas parciales que no hayan sido aceptadas y que los partidos hayan decidido mantener vigentes y, una vez aprobado el proyecto final, se enviará al Senado, donde las cuentas podrían quedar definitivamente aprobadas si la Cámara alta no incluye ninguna enmienda ni veto.

En caso de que sí se modificaran los presupuestos, el proyecto debería volver al Pleno del Congreso, encargado de ratificar o rechazar los cambios y, en su caso, de levantar el veto. Así las cosas, los PGE de 2012 deberían entrar en vigor en el mes de junio, suspendiéndose en ese momento la prórroga de las cuentas de 2011 actualmente en vigor.