El PP quiere subir las penas por agresiones a los miembros de las Fuerzas de Seguridad

Agente policía herido por perro
El PP considera necesario agravar las penas aplicables a las personas que agredan físicamente a los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado cuando éstos actúen dentro de la legalidad en su papel de agentes de la autoridad.
MADRID, 13 (EUROPA PRESS)



Para ello, los 'populares' han registrado una proposición no de ley en el Congreso, recogida por Europa Press, en la que animan al Ejecutivo a estudiar la posibilidad de imponer más penas por este tipo de agresiones que juzgan "intolerables" y que, a su juicio, afectan no sólo a los agentes que las sufren, sino al reconocimiento de la labor que llevan a cabo todos los miembros de las Fuerzas de Seguridad.

Según los últimos datos del Ministerio del Interior remitidos al Congreso, un total de 253 miembros de las Unidades de Intervención Policial (UIP) han resultaron heridos en todo 2012 y los primeros cinco meses de 2013. En concreto, un informe recogido por Europa Pres indica que el año pasado se cerró con 192 agentes heridos y que hasta mediados de mayo de este año se habían contabilizado 61.

En la exposición de motivos de la iniciativa, el PP destaca que no hay estadísticas desglosadas de este tipo de agresiones, pero que sí existe "consenso general en la denuncia del incremento y gravedad de estas acciones desde el año 2000".

RESISTENCIA E INTIMIDACIÓN

Actualmente el artículo 550 del Código Penal, relativo a los atentados contra la autoridad, sus agentes y funcionarios públicos, define como tales los que se "acometan" contra la autoridad, empleando "fuerza" contra ellos, intimidándoles "gravemente" o haciéndoles "resistencia activa también grave", cuando se hallen ejecutando las funciones de sus cargos o con ocasión de ellas.

Para los atentados contra la autoridad, el Código fija penas de prisión de dos a cuatro años y multa de tres a seis meses, mientras que en los demás casos, los castigos oscilan entre uno y tres años de prisión. Si se carecen de antecedentes y la condena es inferior a dos años, no se ingresa en la cárcel.

En la iniciativa, que habrá de ser debatida en la Comisión de Interior del Congreso, los 'populares' defienden que el "endurecimiento de las consecuencias punitivas de ciertas acciones evitaría muchos enfrentamientos que en la actualidad propician conflictos físicos y agresiones de considerable gravedad a los agentes de la Policía y la Guardia Civil".