El PP propondrá una reforma electoral local para que gobierne la lista más votada

Fernando Maíllo

Presentarán la propuesta en el Parlamento en los próximos días.

El vicesecretrio de Organización del PP, Fernando Martínez Maíllo, ha anunciado hoy que su partido va a presentar en los próximos días una propuesta de reforma electoral local en el Parlamento con el objetivo, ha dicho, de "acercar el resultado final del voto de los ciudadanos al resultado final del gobierno que hay en cada sitio". En su opinión, "hay tiempo" para aprobarla antes de que acabe la Legislatura. "Es perfectamente posible", apostilló.

 

Maíllo precisó que se establecerá una prima mayoritaria en el caso de que se consiga más del 35 por ciento del voto o incluso, que se pueda realizar una segunda vuelta. En este sentido, recordó que el PSOE sí llegó a plantear esta última posibilidad de la segunda vuelta.

 

El dirigente popular ha hablado también de plantear en un futuro una reforma electoral autonómica, aunque precisó que eso depende de los estatutos de autonomía, y otra para los comicios generales, pero ha precisado que "nunca será" para estas próximas elecciones generales, sino que "cualquier propuesta en este sentido formaría parte" del programa electoral del PP.

 

El número tres del PP dejó clara la intención del PP de que se debata en el Parlamento la reforma local, que podría presentarse esta misma semana, y también la intención de los populares de lograr el máximo consenso y para ello están dispuestos a hablar con todos los grupos y también de mantener una negociación política.

 

Aunque al ser preguntado por esta última afirmación y si en estas conversaciones se va a incluir a Podemos y Ciudadanos, Maíllo puntualizó que se refería básicamente al PSOE y, aunque no quiso "excluir nada", sí precisó que lo que se pretende es que el debate se centre en el Parlamento.

 

 

Además, y al ser preguntado si cree que hay tiempo para aprobar una reforma de este calado en lo que queda de Legislatura, Martínez Maíllo exclamó: "por supuesto que hay tiempo para hacer reformas". "Claro, la Legislatura no ha acabado. Si vamos a debatir y aprobar los Presupuestos, por qué no se va a debatir y aprobar una reforma electoral. Creo que es perfectamente posible", añadió.

 

 

LIMITE PORCENTUAL SE PUEDE PACTAR

 

En cuanto al contenido en sí de esta propuesta de reforma electoral, el dirigente popular aseguró que lo precisarán más sus compañeros del Grupo Parlamentario, pero sí precisó, aunque inicialmente habló de un 35 por ciento de apoyo para obtener la mayoría más uno, que se puede "colocar el límite porcentual donde se debata porque buscamos, eso sí, el mayor de los consensos posibles".

 

En este sentido, recordó haber escuchado al PSOE "en más de una ocasión" hablar de una segunda vuelta. "Otra cosa es que al PSOE le guste más el porcentaje en concreto, dónde se coloque o no, pero eso es una cuestión de debate parlamentario", puntualizó y añadió que "Ahí se podrá escuchar a todas las partes y es bueno y es sano debatir de la reforma electoral".

 

En este sentido, insistió en la importancia de que la reforma electoral tenga un "importante consenso". "Hemos escuchado a los líderes, en general, hablar de  doble vuelta. Otros están de acuerdo en que gobierne la lista más votada, lo he oído de algún líder político en las últimas horas", señaló.

 

Insistió en defender que la propuesta del PP es "sensata y conecta con el sentir mayoritario de los ciudadanos" y añadió que si el PSOE u otros partidos se muestran contrarios a una propuesta sensata "tendrán que explicarlo a los españoles y decir por qué no".

 

Por ello, quiso recalcar que el PP es "optimista" y considera que "puede haber avances", aunque matizó que no puede "adivinar qué va a pasar en el futuro", sí insistió en que la intención del PP es poner la propuesta "encima de la mesa, colocarla en el ámbito parlamentario y a partir de ahí, ver la responsabilidad o irresponsabilidad de algunos".

 

Ante la insistencia de los periodistas de si considera "imprescindible" el consenso con otras fuerzas políticas, Maíllo respondió que "es aconsejable, es lo necesario y lo vamos a buscar".

 

PROACTIVOS PARA LOGRAR EL CONSENSO

 

"No vamos a plantear una reforma sabiendo que no va a tener consenso", dijo e insistió en que van a ser "proactivos" en el intento de que exista ese consenso. "Si pensáramos automáticamente que el PSOE no va a entrar lo denunciaríamos por irresponsabilidad pero vamos a dar el margen para poder hablar con todas las formaciones políticas en el ámbito parlamentario y también en el Político, a ver qué tienen qué decir", apostilló.