El PP presentará la querella contra Tomás Blanco en un plazo aproximado de una semana

El presidente del Partido Popular, Antolín Sanz, informaba a Tribuna Ávila, que presentarán la querella anunciada a Tomás Blanco en un plazo aproximado de una semana, y que "en su mano está que no lleguén a los tribunales, si en este tiempo se retracta de sus palabras o saca a la luz los supuestos documentos que dice tener en su poder en relación al dinero presuntamente donado al PP por el notario Martín Ortega".

El mismo día del mes de septiembre en el que el dirigente socialista Tomás Blanco hacía unas declaraciones públicas pidiendo explicaciones al Partido Popular sobre un dinero que supuestamente el nortario Martín Ortega afirmaba haber donado al PP de Ávila entre los años 1990 y 1997, en contraprestación a las llamadas realizadas desde Caja de Ávila por miembros de la cúpula pertenecientes al Partido Popular (Sebastián González, Agustín González, Carmen Aragón y José Manuel Fernández Santiago) en las que instaban a los clientes de la misma a escriturar sus operaciones urbanísticas en la notaría de Martín Ortega, el presidente de los populares, Antolín Sanz, anunciaba a Blanco que o se retractaba de lo dicho o presentarían una querella contra él.

 

En un primer momento desde el Partido Popular se le otorgaron 72 horas a Tomás Blanco para rectificar, algo que no hizo, por lo que ayer tuvo lugar un acto de conciliación en el juzgado número 3 de Ávila, en el que de nuevo el secretario general de los socialistas no dio marcha atrás, aunque según Sanz "no se ratificó en sus palabras como éste anunció a los medios, simplemente no habló y su abogada sólo dijo que no adeptaban la demanda".

 

Por estos motivos, el abogado del Partido Popular está redactando una querella contra Tomás Blanco, que será presentada en un plazo aproximado de siete días.

 

Sanz afirma no haberse encontrado jamás en una situación igual y no entiende el "victimimismo con el que ahora actúa Tomás Blanco". "Lo que hizo en el acto de conciliación no puede denominarse de otra manera que de cobardía, porque ni ratificó sus palabras ni demostró absolutamente nada. Aún así Blanco tiene todavía este tiempo, antes de presentar la querella para rectificar, retractarse o sacar a la luz esos documentos que dice tener, que presuntamente demostrarían que este notario donó dinero al PP en contraprestación a operaciones urbanísticas de Caja de Ávila, y evitar de esta forma llegar a los tribunales", continuaba el presidente popular.

 

"Mi obligación es mantener limpio en nombre del Partido Popular y de sus miembros y eso es lo que voy a hacer. Si Tomás Blanco no rectifica, nos veremos en los tribunales", finalizaba Sanz.

Noticias relacionadas