El PP de la Diputación presentará una moción en el Pleno a favor de las Diputaciones y el mundo rural

Diputación Provincial.

El Grupo Popular en la Diputación de Ávila presentará al próximo pleno de la institución provincial una moción en defensa de las diputaciones provinciales y de los municipios del mundo rural.

En su escrito, el Grupo Popular pide a la Diputación de Ávila que muestre su apoyo a la “pervivencia de todos los municipios actualmente existentes” en la provincia, “manteniendo su singularidad e identidad” y “sin perjuicio de las fórmulas de colaboración voluntaria entre ellos” que puedan plantearse en el futuro.

 

La propuesta señala que, en el marco político actual en España, existen diversas formaciones políticas que plantean en sus programas electorales medidas contrarias a los principios municipalistas y constitucionales y que, entre otras medidas, se propone la supresión de las diputaciones provinciales o la fusión y eliminación de ayuntamientos de menos de 5.000 habitantes.

 

En este sentido, el Grupo Popular en la institución provincial recuerda que la mayoría de la población en Castilla y León reside en municipios de menos de 20.000 habitantes y que el elemento básico de la ordenación territorial es el municipalismo y, como “elemento aglutinador y potenciador” del mismo, la figura de las diputaciones provinciales.

 

Este rasgo que define la realidad política se ve acrecentado, según el Grupo Popular en la institución provincial, en la provincia de Ávila, donde su Diputación ha trabajado desde hace dos siglos para defender los intereses comunes de los 248 municipios que componen la provincia y para acercar servicios allí donde “difícilmente sería posible que llegasen”, lo que la ha convertido en “referencia insustituible” de su día a día.

 

Al tiempo, el Grupo Popular afirma que la figura de las diputaciones tiene su refrendo jurídico en la Constitución Española de 1978, vinculando expresamente su existencia a la mejora de la calidad de vida de los ciudadanos, y que los ciudadanos que residen en el mundo rural tienen derecho a tener los mismos servicios públicos y de igual calidad que aquellos de los que gozan los vecinos de las zonas urbanas. Por ello, las diputaciones provinciales garantizan, en su ámbito territorial, la igualdad y homogeneidad de los servicios públicos para todos los habitantes de una provincia, aunque residan en municipios pequeños.

 

Así, los diputados del Grupo Popular solicitan a la Diputación Provincial que muestre su apoyo a la existencia de las diputaciones provinciales como “instituciones necesarias en el apoyo y asistencia a los municipios” y como “mejores garantes” de la accesibilidad de servicios públicos adecuados para sus vecinos, además de como elementos “imprescindibles” en el proceso de redistribución de fondos públicos para mejorar la cohesión territorial.

 

No obstante, el Grupo Popular es consciente de la necesidad de mejorar la eficiencia y eficacia de todas las Administraciones Públicas, incluidas las entidades locales, al igual que lo son de las dificultades que la dispersión demográfica supone para el desarrollo del medio rural y la seguridad de la viabilidad económica de los municipios.

 

Por ello, también instan al pleno de la Diputación de Ávila a manifestar su apoyo presente y futuro a todas aquellas medidas tendentes a la mejora de los servicios a los que puedan acceder los vecinos de los municipios rurales de la provincia, al igual que solicitan al Gobierno de la Nación que, en cumplimiento de la Constitución Española, garantice que toda persona tiene derecho a residir en cualquier municipio, por pequeño que sea, y que, por ello, defienda la permanencia, protección y potenciación de las diputaciones provinciales como estructuras territoriales básicas del Estado que garantizan la prestación de servicios públicos iguales y de calidad a los vecinos en el mundo rural.

 

Según los diputados ‘populares’, asimismo, es necesaria una mayor y mejor coordinación entre administraciones, pero estando convencidos de que los municipios son la mejor garantía de la vertebración y sostenimiento de población en una provincia como la abulense.