El PP de Ávila califica la nueva Reforma Fiscal como “justa, equitativa y, sobre todo, social”

Pablo Casado, Sebastián González, Antolín Sanz y María Ángeles Ortega. / Foto: Antonio S. Sánchez

Los parlamentarios populares por Ávila, Antolín Sanz, Sebastián González, Pablo Casado y María Ángeles Ortega, han presentado antes los medios de comunicación abulenses la nueva Reforma Fiscal que ha puesto en marcha el Gobierno del PP, y que han calificado como “justa, equitativa y, sobre todo, social”.

El parlamentario popular Antolín Sanz ha destacado que “ahora España puede permitirse realizar una reforma como esta que en los años 2012 y 2013 no podía”, basado en el que “ahora las cuentas del Estado están bajo control, nos financiamos mucho más barato, el sector financiero está mucho más saneado y hemos cerrado el 2014 con un crecimiento del 1,4% que será de al menos el 2% en 2015”, ha añadido, y ha puntualizado que “esta reforma fiscal beneficia a toda la sociedad en su conjunto, pero afecta sobre todo a las rentas más bajas, a aquellas personas a las que más les ha afectado la crisis, a las pymes y a los autónomos”.

 

Según han explicado, los objetivos de esta reforma serán “impulsar la creación de empleo, con una reducción de la fiscalidad para las rentas del trabajo y el refuerzo de la competitividad; y dinamiza el crecimiento, modernizando el sistema tributario, que será más equitativo, con mayor rebaja para las rentas medias y bajas, beneficios sociales para las familias con hijos o con personas con discapacidad, y nuevas medidas de lucha contra el fraude”.

 

En cuanto al IRPF, ha destacado, “se producirá una rebaja media del 12,5% para todos los contribuyentes; el 72% de los declarantes, con rentas inferiores a los 24.000 euros, tendrán una rebaja media del 23.5%, y aquellos con rentas inferiores a los 18.000 euros, una reducción media del 31.06%. Se reducirá de siete a cinco tramos y se rebajarán los tipos, reduciéndose el tipo máximo del 52 al 45% en 2016, y el mínimo del 24,75 al 19% en el mismo periodo.

 

Sanz ha hecho especial hincapié en el carácter “social” de esta reforma, destacando que beneficiará mucho a las familias a las que se le implementa por “tener niños menores de tres años, a los descendientes, a los que tienen personas con cualquier tipo de discapacidad –diferenciando de más del 33 al 65%, de menos del 65% con movilidad reducida y de más del 65%- y a los ascendientes de más de 65 y de 75 años de edad”.

 

Con todo ello, han apuntado, “veinte millones de contribuyentes en 2015 contarán cada mes con más renta disponible”, lo que “incentivará el consumo” y, añadió, “se producirá un aumento del PIB del 0,55% en 2015-2016”, todo ello, apuntó, “como cumplimiento del compromiso adquirido por el PP en estas épocas difíciles”, a los que añadió Sanz que “en el caso de la provincia de Ávila servirá para seguir trabajando por esos 17.000 parados que son nuestra máxima preocupación y por los que seguiremos poniendo en marcha medidas pensando en ellos”.