El PP de Ávila afirma que el objetivo de la Ley de Emprendedores es dinamizar la economía y crear empleo

Sebastián González y Pablo Casado destacaron que al contrario que la Ley de Economía Sostenible del PSOE, ésta contiene medidas concretas y no consiste en vagas declaraciones de intenciones

Los diputados nacionales, Sebastián González y Pablo Casado, valoran  que la Ley de Apoyo a los Emprendedores y su Internacionalización establece un amplio paquete de medidas estructurales dirigidas a facilitar la actividad empresarial y la creación de nuevas empresas con el objetivo de dinamizar nuestra economía y crear empleo. 

 

En este sentido, recordó que la Ley ya ha sido aprobada en el Congreso y remitida al Senado para continuar su tramitación parlamentaria y que la misma forma parte de la Segunda Generación de Reformas prometidas por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el debate del estado de la Nación de 2013. 

 

Asimismo, González y Casado subrayaron que, “al contrario que la Ley de Economía Sostenible del PSOE, las medidas que contiene esta Ley son concretas y no consiste en vagas declaraciones de intenciones o en la puesta en marcha de planes y organismos”.  

 

Así, González señaló que, junto con la Ley de Garantía de la Unidad de Mercado, la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local y la Ley de Servicios Profesionales, “todas ellas conforman una batería de medidas que está llevando a cabo el Gobierno del PP para alcanzar un entorno empresarial más favorable, fomentando y facilitando la creación de empresas y que los proyectos viables puedan desarrollarse plenamente e internacionalizarse”. 

 

En la provincia de Ávila podrá afectar al 99 por ciento de sus empresas que son 10.735, la mayoría de ellas PYMES que emplean al 70 por ciento de los ciudadanos de nuestra provincia. 

 

“IMPORTANTÍSIMO ESFUERZO DE APOYO AL EMPREDENDOR”

 

González y Casado indicaron que la Ley de Emprendedores acarreará una reducción de cargas administrativas valorada en 68,1 millones de euros al año y que el coste estimado para el Presupuesto del Estado de las medidas contenidas en el Proyecto de Ley se estima en 798 millones de euros en 2013, 2.208 millones en 2014 y, a partir de ese momento, 1.225 millones de euros al año. “En la actual situación de restricción fiscal, se trata de un importantísimo esfuerzo de apoyo al emprendedor”, aseveró. 

 

Por otro lado, han explicado que el Proyecto de Ley se divide en seis apartados, que son: la cultura emprendedora, facilitar la creación de empresas, medidas fiscales y en materia de Seguridad Social, segunda oportunidad empresarial, medidas para fomentar el crecimiento empresarial y fomento de la internacionalización de la empresa. 

 

Así, los diputados populares por la provincia de Ávila destacaron que en todas las etapas del ámbito educativo se garantizará y fomentará un mayor acercamiento a la cultura emprendedora y que para facilitar la creación de empresas se crea la figura mercantil del Emprendedor de Responsabilidad Limitada y los Puntos de Atención al Emprendedor.  

 

Respecto a las medidas fiscales y en materia de Seguridad Social, subrayó que a partir del uno de enero de 2014 las empresas con una facturación de menos de dos millones de euros no pagarán el IVA hasta cobrar al factura y que para favorecer la inversión directa de particulares en proyectos empresariales (business angels) se establece una deducción del 20 por ciento en la cuota estatal en el IRPF con ocasión de la inversión realizada al entrar en la sociedad hasta un máximo de 50.000 euros.  

 

JÓVENES Y DISCAPACITADOS EMPRENDEDORES

 

Asimismo, señalaron que se extiende la bonificación para jóvenes de las cuotas de la Seguridad Social para autónomos mayores de 30 años que se den de alta y que para autónomos con más de un 33 por ciento de discapacidad la reducción de cuotas es del 80 por ciento durante los primeros seis meses y del 50 por ciento durante los siguientes 54 meses. 

 

Respecto a la segunda oportunidad empresarial, el diputado/a detalló que, “además de modificarse la Ley Concursal, para facilitar esta segunda oportunidad se prevé, con carácter general en los procedimientos de insolvencia de personas físicas, la exoneración de las deudas siempre que se hayan satisfecho las deudas privilegiadas”.  

 

“Esta limitación de la responsabilidad patrimonial universal contribuye a acercar la situación de las personas físicas con las de las sociedades mercantiles”, señaló González quién añadió que “también se crean los bonos de internacionalización con el fin de añadir mayor flexibilidad a la emisión de títulos que tengan como respaldo préstamos vinculados a la internacionalización”.     

 

Igualmente, entre las medidas para fomentar el crecimiento empresarial destacó la reducción de cargas administrativas y la eliminación de obstáculos al acceso de los emprendedores a la contratación pública. 

 

Por último, González y Casado destacaron en este apartado que el Ministerio de Economía y Competitividad elaborará bianualmente un Plan Estratégico de Internacionalización de la economía española y se establecerá un nuevo régimen de visados y autorizaciones de residencia para atraer talento e inversión