El PP confía en la popularidad de sus alcaldes para las elecciones y piensa cómo frenar a Ciudadanos

Se prevé que muchos 'barones' territoriales y regidores querrán huir de una foto con algunos miembros del Gobierno, que mucha gente sigue asociando a los "recortes" que se han tomado a lo largo de la legislatura, indican fuentes 'populares'.

El mal resultado del PP en las elecciones andaluzas ha abierto un debate interno sobre como afrontar los comicios de mayo. Dirigentes 'populares' consultados por Europa Press consideran que el peso de esta campaña lo tienen que llevar los alcaldes, al tiempo que consideran fundamental que el partido encuentre fórmulas para enfrentarse a la creciente popularidad de Ciudadanos.

 

De hecho, en las filas del partido cada vez hay más voces que consideran que es necesario "cambiar de estrategia" para afrontar la cita de mayo. Y se prevé que muchos 'barones' territoriales y regidores querrán huir de una foto con algunos miembros del Gobierno, que mucha gente sigue asociando a los "recortes" que se han tomado a lo largo de la legislatura, indican fuentes 'populares'.

 

Sin embargo, Mariano Rajoy está dispuesto a implicarse en la campaña de las elecciones del 24 de mayo tanto como lo ha hecho en la andaluza, y tiene intención de recorrerse España con una intensa agenda de actos, señalan fuentes próximas al jefe del Ejecutivo.

 

Aunque se quieren introducir cambios en la estrategia, hay varios mensajes electorales a los que 'Génova' no va a renunciar: la recuperación económica que han propiciado las medidas de Rajoy; los tres millones de empleos que dicen que se van a crear en la próxima legislatura; y la estabilidad que representa el PP, han confirmado a Europa Press fuentes de la dirección nacional.

 

"TENEMOS MUCHA TROPA" PARA EXPLICAR LA GESTIÓN MUNICIPAL

 

Frente a los que auguran un nuevo batacazo del PP el 24 de mayo, en el cuartel general de los 'populares' se muestran moderadamente optimistas porque creen que una parte importante de los votos que perdieron en las andaluzas se pueden recuperar con "cierta facilidad". Su razonamiento es que la gente sabe diferenciar entre unas elecciones y otras, y en las municipales van a primar la gestión de los alcaldes, aparcando a un segundo plazo ese "voto de castigo" o ese "cabreo" con el PP.

 

Además, se van a hacer campañas personalizadas a pie de calle. "Hay que hacer calle, calle y calle", resume gráficamente un miembro del comité de campaña del PP. La dirección nacional del PP ya ha empezado a ensalzar la labor de sus alcaldes y ediles, centrando en este asunto casi todos los argumentarios que ha enviado a sus cargos esta semana.

 

"La gestión de los ayuntamientos ha sido decisiva para la recuperación", señala en el último de este viernes. Otra de las "ventajas" que esgrimen en 'Génova' es que Ciudadanos o Podemos apenas cuentan con estructura territorial.

 

"Tenemos mucha tropa explicando la gestión de los alcaldes", explica un miembro de la Ejecutiva, que recuerda que esos nuevos partidos están buscando candidatos "debajo de las piedras" y pueden "tropezar con muchos oportunistas". "Tenemos una estructura magnífica y Ciudadanos cero", admite otro dirigente, que no oculta que hay "cierta preocupación" en el partido sobre el apoyo que puede obtener la formación de Albert Rivera en las ciudades de más de 100.000 habitantes, en especial en Madrid y Valencia.

 

NUEVO ESCENARIO DE PACTOS POSTELECTORALES

 

Fuentes 'populares' hacen hincapié en que las elecciones de mayo abrirán un nuevo ciclo político con Parlamentos más fragmentados que obligarán a un nuevo escenario de pactos. En este nuevo contexto, y dado que el PP necesitará "compañero de viaje" en muchas plazas, algunos cargos del PP piden ya rebajar los ataques a Ciudadanos, que puede ser un aliado futuro, incluso después de las generales.

 

"El bipartidismo no ha muerto, pero en el futuro podemos necesitar a Ciudadanos", asegura un experimentado parlamentario del PP. "Estamos abocados a un Gobierno en minoría y hay que saber que viene un tiempo de pactos", manifiesta otro destacado cargo 'popular'. Por el momento, ya se puede percibir cierto cambio de estrategia hacia Ciudadanos, menos duro.

 

La presidenta del PP de Madrid y candidata a la Alcaldía, Esperanza Aguirre, dijo públicamente hace un par de días que le "gustaría muchísimo que Ciudadanos estuviera en el PP". Algunas fuentes consultadas consideran además que hay que aparcar la "chulería" que, a su entender, ha empleado algunos miembros del PP en los últimos meses.

 

"Tenemos que reconocer que hemos cometido errores y hacernos perdonar", asegura un diputado, que añade: "Ante las elecciones de mayo tenemos que ser inteligentes, mantener una posición de unidad y vendernos bien".