El PP aprueba en solitario las ordenanzas fiscales para el año 2015

Además, los cuatro grupos municipales apoyaron por unanimidad la propuesta de la Plataforma por el Abono E, de pedir que las provincias de Segovia y Ávila se inserten en las zonas E1 y E2 de Madrid con las ventajas que ello supondría para los usuarios, como ya sucede con algunas provincias castellano-manchegas.

El equipo de gobierno del Partido Popular ha aprobado en solitario las ordenanzas fiscales para el año 2015, presentadas hace unas semanas, en el Pleno Municipal correspondiente al mes de septiembre, en el que se han admitido un total de 28 enmiendas propuestas por los partidos de la oposición.

 

Las ordenanzas fueron finalmente aprobadas con los 14 votos a favor del PP y 11 en contra de los miembros de los grupos del PSOE, UPyD e IU, que unánimemente tacharon las ordenanzas fiscales en boca de sus portavoces de “electoralistas” y de hacerse “de cara a la galería”, una aseveración que recriminaron tanto el portavoz popular, José Francisco Hernández, como el alcalde de Ávila, Miguel Ángel García Nieto, diciendo que “siempre dicen que es electoralista todo lo que hacemos un año antes de que hay elecciones”, pero “eso al ciudadano no le importa, porque en lo que realmente piensan es en tener más dinero en su bolsillo”.

 

Según ha indicado García Nieto, estas ordenanzas “tienen cinco objetivos fundamentales” que son “ayudar a la creación de empleo directa o indirectamente, el mantenimiento de los servicios sociales, una mejor distribución de las cargas tributarias, dar mayor facilidad en el pago a los contribuyentes y la consecución de ingresos necesarios para el próximo presupuesto”.

 

EL AYUNTAMIENTO APOYARÁ LA PETICIÓN DEL ABONO E CON MADRID

 

En el Pleno, todos los grupos políticos han aprobado por unanimidad apoyar la proposición conjunta surgida de la propuesta de la Plataforma por el Abono E de mostrar el apoyo de la institución local para que las provincias de Segovia y Ávila se inserten en las zonas E1 y E2 de Madrid con las ventajas que ello supondría para los usuarios, tal y como sucede con provincias castellano-manchegas como Toledo, Guadalajara y, próximamente Cuenca.