El Pleno de la Diputación de Ávila cierra la legislatura haciendo un balance positivo del trabajo realizado

Foto de familia de los diputados abulenses que terminan la legislatura presidida por Agustín González. / Fotos: Antonio S. Sánchez

La Diputación Provincial de Ávila ha acogido en la mañana de este lunes el último Pleno de la legislatura, convocado en sesión extraordinaria para llevar a cabo la aprobación de las actas de las últimas sesiones de las Comisiones Informativas, además de servir de despedida oficial de todos los diputados, que darán paso a una renovada corporación con seis partidos y un nuevo presidente.

En este último Pleno ha servido para “rematar cosas pendientes”, según ha explicado el hasta ahora presidente de la Diputación Provincial de Ávila, Agustín González, quien ha destacado que “nos vamos con los deberes hechos y muy contentos por el trabajo realizado, porque en estos cuatro años hemos hecho una gestión fructífera de atención a los municipios que ha dado sus frutos” y ha recordado que “mi obsesión al frente de esta institución siempre ha sido estar cerca de los alcaldes”.

 

Respecto a la nueva corporación que comenzará a trabajar en esta próxima legislatura, González ha destacado que habrá “una gran renovación y es bueno que vengan vientos nuevos”, y los ha advertido de que “supondrá más horas para consensuar y llegar a un entendimiento, pero deben hacerlo siempre por el interés general y el beneficio de los ayuntamientos”. A ellos los ha querido recordar que “la Diputación es una casa ordenada, en la que hemos estado obsesionados por el equilibrio de ingresos y gastos y por acabar con la deuda, que se ha reducido de 40 a 16 millones de euros, y ahora nos gustaría que se siguiera en esa dirección”.

 

Por su parte, el portavoz de la oposición, el socialista Tomás Blanco, ha destacado que “ha sido la legislatura en la que más acuerdo hemos tenido” y ha comentado que “han sido cuatro años duros en lo económico, pero la Diputación ha dado ejemplo de una gestión bastante social”, y ha querido animar a los ciudadanos a que “confíen en lo público en estos años tan difíciles”.

 

Blanco ha apuntado además que “en esta legislatura se han tomado decisiones complicadas, y, a pesar del abandono de administraciones superiores, como la Junta o el Gobierno Central, en la Diputación hemos destinado más dinero que nunca a los pueblos y a la gente, además de que hemos acabado con una institución más saneada, lo que demuestra que es falso que el problema económico de las administraciones esté en las diputaciones”.